Acuerdo de Barro Blanco, firmado y se busca operador

Superado un fugaz último disturbio, el Gobierno Nacional y los dirigentes de la comarca Ngäbe Buglé firmaron un acuerdo definitivo que define el futuro de la hidroeléctrica de Barro Blanco.

El presidente de la República, Juan Carlos Varela, ‘lamentó, condenó y rechazó’ los actos de violencia aislados que retrasaron el acto de la firma del acuerdo. El incidente lo protagonizó un ‘grupo radical minoritario’, que no logró impedir que se celebrara el ‘triunfo del diálogo’ para resolver las diferencias, dijo Varela.

La operación del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, informó la Presidencia en una nota de prensa, será manejada por un tercero ‘independiente con suficiente experiencia para la operación y mantenimiento de centrales hidroeléctricas’.

Genisa, de acuerdo con el documento firmado por las partes, se retira de la operación del proyecto hidroeléctrico. La concesión fue otorgada por el entonces presidente Martín Torrijos.

El proyecto hidroeléctrico Barro Blanco será operado por un grupo de profesionales que serán contratados para ese propósito y se realizarán todos los esfuerzos para que la mayoría de ese personal sea panameño, informa la nota oficial.

Además, se priorizará que al menos el 50% del recurso humano sean indígenas, de la comarca Ngäbe Buglé. De no contar con el suficiente personal local, se adoptará un plan de formación y capacitación para que pueda formar parte de la central. En este caso el Estado garantizará la instrucción requerida.

Las acciones de Genisa serán traspasadas a un fideicomiso que mantendrá la custodia de las mismas, en garantía del pago de los préstamos otorgados por los bancos multilaterales.

El Banco Nacional de Panamá será nombrado como fiduciario, destaca el acuerdo que deberá ser llevado al Congreso de la Comarca y se publicará en un Decreto.

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) comunicará al Gobierno Nacional y a las autoridades de la comarca Ngäbe Buglé los 30 de junio de todos los años, a partir del inicio de la operación comercial del proyecto hidroeléctrico, el estatus de la deuda bancaria y los ingresos brutos de la hidroeléctrica Barro Blanco, se estableció en el acuerdo.

El Gobierno, en atención a las circunstancias particulares que originaron la crisis que se resuelve por medio de este acuerdo, procederá a la cancelación de cualquier concesión de proyectos hidroeléctricos que existan sobre el río Tabasará, destaca el punto 15 del acuerdo firmado en la comarca Ngäbe Bugle.

Las concesiones futuras en la comarca Ngäbe Buglé y campesinos tendrán que contar con la aprobación de la población por medio de un referéndum y después ser aprobado por el pleno del Congreso Local, Congreso Regional y Congreso General y será para el beneficio de las comunidades de la Comarca y los campesinas.

El Gobierno se compromete con las autoridades comarcales a crear un fideicomiso, con aportes del Gobierno, por el término de la concesión del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco para el desarrollo de actividades agrícolas, pecuarias, forestales, eco turísticas y artesanales, formación de capital humano y electrificación rural, en las comunidades indígenas y campesinas aledañas al proyecto hidroeléctrico de barro blanco, con prioridad en las comunidades del Distrito de Munä.

La administración del presidente Varela, destaca el comunicado de prensa, está desarrollando en la Comarca Ngäbe Buglé un plan de inversión de más de $300 millones en programas de salud, educación, agua, electrificación, construcción de caminos, Sanidad Básica y Techos de Esperanza.

El Diálogo sobre Barro Blanco se dio simultáneamente a la planificación y el desarrollo de un Plan Quinquenal de Inversiones Públicas.

==========

ACUERDO

Propiedad del Estado

Una vez sean cancelados los préstamos otorgados por los bancos, el Gobierno Nacional y las autoridades de la comarca Ngäbe Buglé deberán evaluar y aprobar, en consenso, la convenencia de llevar a cabo el rescate administrativo de la concesión, conforme las cláusulas del pacto.

De existir una evaluación positiva, la hidroeléctrica deberá ser propiedad de una empresa del Estado con participación de la comarca.

Para estos efectos, la participación de la comarca deberá ser lo más amplia posible y no menor del 51% de las acciones, destaca uno de los puntos del acuerdo.

El 15% de los ingresos que obtiene el proyecto hidroeléctrico Barro Blanco será destinados a la comarca Ngäbe Buglé. Esto forma parte del acuerdo al que llegaron la Comisión de Alto Nivel Gubernamental y la Comisión Indígena sobre el futuro del proyecto, que incluye, además, la creación de un fideicomiso para administrar las acciones de la empresa Generadora del Istmo SA (Genisa).

En junio, las autoridades del Estado y los representantes de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá acordaron suspender el llenado de prueba en la central hidroeléctrica, que ya tiene un avance de 99% de construcción.

==========

UN ACUERDO DIFÍCIL

La firma del acuerdo se registró ayer en Llano Tugrí, Ngäbe Buglé

ACUERDO

El presiente de la República, Juan Carlos Varela, y los dirigentes de la comarca firmaron un acuerdo definitivo.

DESALOJO

Minutos antes de firmar el acuerdo, se generó un conflicto con quienes no estaban de acuerdo con el documento.

TIEMPO

Más de 19 meses de trabajo, encuentros, giras y múltiples gestiones técnicas de especialistas fueron parte de los esfuerzos ejecutados.

La Estrella