La Dirección de Aduanas y Protección Fronteriza del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y el Ministerio de Gobernación firmaron un acuerdo de seguridad en interconexiones. El objetivo es implementar un sistema de control migratorio, el cual permitirá intercambiar información necesaria entre ambos países para identificar a posibles viajeros de alto riesgo que puedan perjudicar a personas y sus bienes materiales.

Gobernación informó que este servicio será donado por el país norteamericano a Guatemala, por lo que la cartera del Interior no tendrá ningún tipo de gasto con relación a este sistema.

Francisco Rivas, ministro de Gobernación, manifestó que con dicho mecanismo se podrá evitar el ingreso al país de personas involucradas en estructuras criminales transnacionales. “Con ello podremos tener un país más seguro y justo”, enfatizó.

En mayo de 2015, el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, quien enfrenta un proceso penal por el caso Cooptación del Estado, firmó un contrato por US$109.8 millones con la empresa Security Assistence Group Guatemala (SAG) para adquirir un servicio similar al que EE.UU. donó ayer a Gobernación, pero este fue rescindido.

La compañía SAG no cumplía con los requisitos técnicos ni con la experiencia para ofrecer este servicio. Además, en una investigación de elPeriódico se pudo constatar que las intenciones de adjudicar el contrato eran beneficiar a la empresa y a miembros de la cartera del Interior de la administración de López Bonilla.

El Periódico