El ministro de Relaciones Exteriores de Haití, Pierrot Délienne, anunció en Puerto Príncipe que inmigrantes haitianos radicados en República Dominicana tendrán sus documentos antes de que finalice el año, y dijo que todas las autoridades están involucradas en el esfuerzo para aportar la documentación necesaria a sus compatriotas.

En una audiencia realizada el pasado jueves por el comité de Asuntos Exteriores del Senado, Délienne también prometió que se adoptarán las medidas para lograr ese objetivo, incluyendo la exención de los derechos de expedición de pasaportes para los haitianos inscritos en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.

El gobierno dominicano anunció el mes pasado que extendería por un año la vigencia de alrededor de 143,000 permisos de estadía que afecta al mismo número de inmigrantes extranjeros, la gran mayoría haitiana.

El ministro del Interior y Policía, José Ramón Fadul, señaló que la extensión del plazo fue autorizada por el presidente Danilo Medina “por razones económicas y humanitarias” y con el fin de unificar los términos de los dos procesos diferentes que el gobierno ejecuta actualmente.

Pero el Canciller haitiano, citado ayer por la radioemisora Métropole, dijo el jueves que en un reciente encuentro con Medina, el presidente interino Jocelerme Privert le solicitó y obtuvo la extensión del plazo de inscripción de los haitianos indocumentados en el programa de regularización.

“El gobierno encontrará una solución beneficiosa para nuestros compatriotas”, afirmó Délienne, que también anunció la reanudación de las negociaciones con las autoridades dominicanas, en particular sobre la cuestión migratoria.

A mediados del mes pasado, el propio funcionario señaló que Haití negoció con República Dominicana la extensión del plazo de caducidad de miles de permisos de estadía de extranjeros indocumentados radicados en territorio dominicano.

El Canciller haitiano informó además al Senado de su país que 51,000 compatriotas suyos ya han completado su registro en el Programa de Identificación de Inmigrantes Haitianos (PDIH), pero explicó que son 112,000 los haitianos afectados por el plan dominicano de regularización.

El PIDIH fue lanzado por el gobierno haitiano a mediados del 2014 con el fin de proporcionar documentos (certificados de nacimiento, carnés de identidad, pasaportes) a unos 200.000 haitianos y a sus descendientes que viven ilegalmente en República Dominicana.

Pero solamente la cantidad citada por Délienne logró inscribirse en un año y apenas 2,000 recibieron sus pasaportes, mientras que 15,000 obtuvieron tarjetas de identificación nacional, según fuentes oficiales.

La demora es causa de frecuentes protestas de la comunidad haitiana ante su embajada.

TRATAN CASO DURANTE ENCUENTRO EN HIGÜEY

El pasado lunes, el ministro consejero, Jean Tolbert Alexis, actual jefe del Consulado de Haití en Higu¨ey, sostuvo una reunión con el director general de los Archivos Nacionales de Haití (ANH), Wilfrid Bertrand, como parte del proceso para documentar a los haitianos que viven en República Dominicana. Bertrand reconoció la semana pasada que su institución no fue capaz de responder a las peticiones de archivo y extractos de actas de nacimiento de sus compatriotas radicados en su vecino país.

El canciller Délienne ha garantizado que “el gobierno encontrará una solución beneficiosa para nuestros compatriotas”. El jefe del ministerio de Relaciones Exteriores de Haití afirmó que también fueron reanudadas las negociaciones con las autoridades dominicanas, en particular sobre la cuestión migratoria.

Listín Diario