El Secretario General de la Central Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), Joel Almendrares, expresó que debido a las constantes violaciones de derechos a los trabajadores por parte del actual gobierno, de Juan Hernández, ya preparan las demandas nacionales e internacionales.

“Primero las denuncias serán a lo interno del país, luego a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hay que ir hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), si es necesario para ver de qué manera documentamos estos casos con abogados”, subrayó.

Asimismo, dijo: “tenemos una compañera que ha querido ver cómo es que hemos denunciado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al gobierno, quien debe resarcir el derecho violado a nuestros compañeros”.

“Hay más de 20 mil despidos masivos en Honduras, suspensiones por cuatro meses sin derecho a salario, falta de oportunidades a los jóvenes, violaciones a la contratación colectiva y el derecho a la sindicalización”, apuntó.

“También hemos traído trabajadores del campo para que escuche las violaciones de las grandes transnacionales en Honduras, que les violentan sus derechos y que no les pagan ni siquiera el salario mínimo”.

El pasado 1 de agosto, el director ejecutivo del Instituto Nacional Agrario (INA), Ramón Lara, informó que por “nueva reingeniería” del gobierno del presidente, Juan Hernández, despedirán a más de 400 empleados de la institución.

Las cifras se sumarán a los cerca de 6,000 desempleados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), el Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa), la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (HONDUTEL), el Servicio Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), Dirección Nacional de Transporte (DNT), el Instituto Nacional Agrario (INA), la Empresa Nacional Portuaria y de forma reciente los de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), que fue liquidada.

Por su parte, el miembro de la Central General de Trabajadores (CGT), Humberto Lara, ha expresado en reiteradas ocasiones que Honduras posee un 40 por ciento de desempleo, lo que significa que “unos dos millones y medio de trabajadores que no tienen empleo”.

“No tienen la posibilidad de conseguir empleo, que han andado buscando empleo y se aburrieron y se han dedicado mejor a otras cosas a vender achinería en la calle, hacer su propio ingreso que no le reúne su requisito para mantener una familia pero hacen un esfuerzo”, lamentó.
Lara señaló que “no es cierto que el empleo se haya mejorado en nuestro país, cuando el gobierno despidió más de 20 mil trabajadores y estas familias se fueron a las calles no les pagaron prestaciones, no les dieron sus derechos son personas que han perdido más bien la estabilidad laboral en vez de permanecer su trabajo”.

Honduras Tierra Libre