Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El Mercado Común del Sur (MERCOSUR), una organización integracionista y autóctona de la Patria Grande, está hoy bajo fuego cruzado de Estados Unidos y sus tres principales regímenes aliados en nuestra región, los de Brasil, Argentina y Paraguay.

Recientes revelaciones del canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, sobre el intento del gobierno ilegitimo brasileño de Michel Temer de tratar de impedir que Venezuela asumiera la presidencia pro tempore del Mercosur, evidenciaron los claros objetivos de Washington de destruir esa entidad económica-comercial, hasta ahora bajo preceptos solidarios y de cooperación mutua.

Nin Novoa denunció que el régimen golpista de Temer, en componenda con sus similares de Argentina, Mauricio Macri, y de Paraguay, Horacio Cartes, quisieron comprar a las autoridades de Montevideo, por supuesto, para cumplir claras instrucciones de la Casa Blanca.

Las declaraciones del jefe de la diplomacia uruguaya pusieron al descubierto una vez más los planes actuales de Estados Unidos en la Patria Grande: continuar cercando a la Revolución Bolivariana, y demoler las organizaciones autóctonas como el MERCOSUR, la Unión de Naciones del Sur (UNASUR), y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Temer, Macri y Cartes conforman una “triple alianza golpista” en Latinoamérica, como la denominó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, encargada de materializar los planes de Washington de desunir a cualquier precio a Nuestra América.

Maduro aseguró que defenderá el MERCOSUR de los ataques perpetrados por Brasil, Argentina y Paraguay, como parte de la arremetida que la derecha recalcitrante escenifica actualmente desde el sur del Rio Bravo y hasta la Patagonia, con el aliento y el financiamiento de la Casa Blanca y el Pentágono.

Agradeció asimismo al presidente Tabaré Vázquez y al pueblo uruguayo por toda la fuerza moral que han demostrado, ante los ensayos persistentes de arruinar al MERCOSUR desde adentro y agredir a Venezuela.

El ejecutivo ilegítimo brasileño de Temer, la dictadura macrista y Cartes, quien recordamos llegó al poder en Asunción tras el “golpe blando” al exmandatario Fernando Lugo, han sido entrenados por la administración norteamericana para truncar los procesos de integración en Nuestra América.

Igual, con opositores construidos en Venezuela y en otras naciones como Bolivia y Ecuador, son los encomendados a pretender frenar todos los procesos revolucionarios en Latinoamérica y revertir la correlación de fuerzas a favor de los intereses imperiales de Estados Unidos en su otrora traspatio.

Patricio Montesinos. Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Cuba Debate