Contexto Nodal
Según la normativa del Mercado Común del Sur (Mercosur), “la Presidencia del Consejo se ejercerá por rotación de los Estados Partes y en orden alfabético, por períodos de seis meses”. A finales de julio, Uruguay traspasó la presidencia a Venezuela, sin embargo los gobiernos de Brasil, Argentina y Paraguay no lo reconocen.

Venezuela define lineamientos de su Presidencia pese a desaire

Venezuela convocó una reunión de coordinadores del Mercosur en Montevideo para este miércoles, “en ejercicio de la Presidencia pro témpore del Mercosur”, y solo Uruguay y Bolivia –que tramita su ingreso pleno al Mercosur- asistieron al encuentro, según información de los organizadores. La cita fue “convocada por la Presidencia pro témpore venezolana”, con Venezuela en “pleno ejercicio de su presidencia asumida el pasado 29 de julio”, enfatizó el coordinador de Caracas en el bloque, Héctor Constant, en una declaración a periodistas en el Edificio Mercosur, sede del bloque en Montevideo.

Durante el encuentro se detallaron los “lineamientos de Venezuela en su Presidencia pro témpore”, dijo el diplomá- tico, que no aceptó preguntas, en una declaración que dio junto al embajador de Bolivia, Benjamín Blanco. Uruguay no estuvo presente en la instancia informativa con la prensa.

Entre las prioridades de Caracas figuran profundizar los contactos con Cuba, China y Rusia, la continuación de las tratativas con la Unión Europea por un acuerdo de libre comercio, y una propuesta de “Mercosur musical” en base a la experiencia de Venezuela en orquestas infantiles y juveniles.

La sorpresiva convocatoria venezolana sigue a una reunión de coordinadores que tuvo lugar el martes en Montevideo a la que asistieron Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, sin presencia de Venezuela. Argentina, Brasil y Paraguay, los otros socios del Mercosur no participaron del encuentro, ya que no reconocen la Presidencia de Venezuela al frente del bloque. El Mercosur atraviesa una de sus peores crisis desde su fundación en 1991.

Por orden alfabético, en julio de 2016 Venezuela debía asumir la Presidencia rotativa del grupo, desde donde coordinaría por seis meses la agenda del Mercosur a continuación de Uruguay, que dejó el puesto al término de su mandato. Pero Brasil, Paraguay y Argentina se oponen.

El canciller brasileño, José Serra, dijo lisa y llanamente la semana pasada que su país considera que “Venezuela vive bajo un régimen autoritario, no democrático” y argumentó que “un país que tiene presos políticos no puede ser un país democrático”. “Venezuela no va a asumir el Mercosur, eso es seguro”, remató el ministro brasileño. Paraguay de su lado, pidió a Venezuela que libere a los opositores presos y acusó al gobierno de Nicolás Maduro de querer bloquear el Parlamento -de mayoría opositora- a través de la Justicia.

Argentina en tanto, quiere un gobierno colegiado del Mercosur hasta que asuma la Presidencia en enero próximo, mientras su presidente Mauricio Macri ha sido muy crítico de la situación de derechos humanos en Venezuela. Uruguay es el único socio que quiere que Caracas asuma la Presidencia y acepta la decisión de Maduro, que se proclamó al frente del Mercosur, aunque el resto de los socios no lo reconocen ni aceptan las decisiones que adopte.

Maduro: “fracaso” Mientras tanto, el martes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó como “un fracaso” de Argentina, Paraguay y Brasil, que se niegan a aceptar la Presidencia pro témpore de su país en el Mercosur.

“La Presidencia pro témpore del Mercosur (Mercado Común del Sur) la estamos ejerciendo, más allá de las maniobras rastreras, miserables y ruines de la ‘triple alianza’, encabezada por el gobierno stronista de Paraguay”, dijo Maduro en su programa semanal de televisión. “Venezuela tiene la razón legal, tiene la razón moral, y seguirá ejerciendo la Presidencia de Mercosur de manera digna, equilibrada y justa”, añadió Maduro.

“Al único que llama”

El canciller Rodolfo Nin Novoa exponía ayer sobre las políticas comerciales del país en la Asamblea de las Cooperativas Agrarias Federadas cuando su celular comenzó a sonar. Era su colega de Venezuela Delcy Rodríguez. “Suerte”, le gritó alguien desde el público participante. “Es la canciller de Venezuela; es al único que llama”, dijo Nin mostrando la pantalla de su celular. El canciller interrumpió su discurso por unos segundos pero no atendió la llamada en ese momento ya que se encontraba en plena conferencia.

La República


Venezuela priorizará Mercosur Social durante su Presidencia Pro Témpore

Este miércoles 24 de agosto en la sede del Mercosur ubicada en la ciudad de Montevideo, se reunieron los coordinadores nacionales del Grupo Mercado Común con el propósito de evaluar los desafíos y los objetivos que tiene por delante el Mercosur en el próximo semestre y presentar los lineamientos de la Presidencia Pro Témpore que lleva a cabo la República Bolivariana de Venezuela.

A la reunión concurrieron Héctor Constant, Coordinador Nacional del Grupo Mercado Común de Mercosur por Venezuela; Gabriel Bellón, Director General para Asuntos de Integración y Mercosur de la República Oriental del Uruguay; y Benjamín Blanco, Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia ante el Gobierno uruguayo, así como Representante Permanente de ese país ante Mercosur y Aladi.

Héctor Constant declaró en rueda de prensa que la reunión fue convocada por la Presidencia Pro Témpore venezolana, “en pleno ejercicio de su condición como presidencia, asumida el pasado 29 de julio”.

Delegación venezolana, en ejercicio de la Presidencia Pro Témpore

Constant calificó a la reunión como amena, franca y cordial, en la cual se presentaron los lineamientos fundamentales de la presidencia protémpore de Venezuela y se aprobaron un conjunto de prioridades que el país caribeño tiene por delante para diseñar y establecer durante este semestre.

El funcionario venezolano explicó que se abordaron las prioridades que maneja Venezuela desde las distintas dimensiones; social, comercial, política y de relaciones exteriores, pero asignándole la primera prioridad al Mercosur Social.

Desde ese punto de vista se busca partir “de una visión integracionista, (así como) fomentar y potenciar la participación de los pueblos en nuestro gran Mercosur”, y para ello se prevé la realización de una “Cumbre de los Pueblos Originarios” que se llevará a cabo el 12 de octubre, que coincide con el Día de la Resistencia Indígena en Venezuela.

Dentro de la dimensión social se destaca también la concreción del “Mercosur Musical”, una propuesta que toma como base la experiencia venezolana en la enseñanza musical que se imparte a través del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles. El propósito de la misma es “propiciar, potenciar y fomentar la música en nuestros espacios sociales”, lo cual según Constant ha sido de gran interés para las coordinaciones del Mercosur.

En lo político el coordinador de Venezuela manifestó el interés de continuar con el intercambio que se lleva adelante con países socios como China, Rusia y Cuba y potenciar el Foro de Consulta y Concertación Política del Mercosur.

En cuanto a las relaciones exteriores del bloque, Constant afirmó que se seguirá trabajando en el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur, el cual es “una prioridad absoluta para el Gobierno Bolivariano, habida cuenta de la necesidad de fomentar cualquier espacio que suponga el tratamiento de las asimetrías del Mercosur”.

También será una prioridad para Venezuela “avanzar hacia la Zona Económica Complementaria Mercosur-Alba-Caricom-Petrocaribe, que fue una propuesta presentada en el año 2014” y continuar las negociaciones con la Unión Europea y la Unión Económica Euroasiática.

Cancillería de Venezuela


“Con el único que la canciller venezolana habla es conmigo”, dice Nin Novoa entre risas

El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa no pudo ocultar la risa cuando, durante una conferencia de prensa recibió una llamada de la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

Nin Novoa estaba hablando cuando mira su celular y lo levanta diciendo “la canciller de Venezuela me está llamando. Con el único que habla es conmigo”, para luego reír durante unos segundos, antes de retomar la declaración que estaba realizando.

Actualmente Venezuela mantiene una tensa relación diplomática con Paraguay, Brasil y Argentina (sus socios junto a Uruguay en el Mercosur) tras haber asumido la presidencia pro tempore del bloque.

El País


José Mujica propone que la presidencia del MERCOSUR la ejerza un profesional y no el mandatario de un país

Mujica se refirió, en entrevista exclusiva con LARED21.TV a la situación crítica que atraviesa el MERCOSUR al haber caducado la presidencia pro témpore de Uruguay.

-El MERCOSUR se encuentra ante una fuerte crisis. Uruguay entregó la presidencia pro témpore al culminar su período de seis meses y Venezuela asumió sin una ceremonia de traspaso, a pesar de los cuestionamientos de Brasil, Paraguay y Argentina. ¿Hizo bien Uruguay?

 -Uruguay no podía hacer otras cosa, estaba maniatado por una situación de derecho.

-Aunque haya sido cuestionado por Paraguay y Brasil

-Sí, claro, porque tienen ojeriza con Venezuela y no quieren que cumpla la presidencia.

-Pero esta situación de diferencias se remonta al ingreso mismo de Venezuela al MERCOSUR…

-Esto se remonta en nuestro raquitismo global. ¡Qué me vienen a joder con la presidencia del MERCOSUR! Yo fui presidente. Un palo vestido es ser presidente del MERCOSUR.

Acá le estamos dando valor a un pito que no tiene valor ninguno. Estamos por una cuestión de derecho, pero no estamos eligiendo una monarquía ni nada por el estilo, sino que estamos eligiendo a un viejo para que represente a esta barra que está tratando de construir. Desde el punto de vista práctico podría ser cualquiera.

Sería mejor que hubiera un profesional dedicado a la presidencia del MERCOSUR y no un presidente de un país que tiene que atender cuarenta cosas en su país y, en realidad, le da poca pelota a la integración.

Los presidentes del MERCOSUR y UNASUR estábamos para juntarnos y sacarnos la foto, dar unos discursos y disparar apurados porque teníamos otras cosas que hacer. Por eso no anda la integración, la cual necesita terrible voluntad política y los presidentes tendrían que tener al lado a alguien que se dedique a eso, más allá de los cancilleres, tendría que existir una verdadera dedicación a los fenómenos de integración.

-Es una idea revolucionaria.

-No. No, porque no me van a dar corte. El presidente del MERCOSUR debería ser alguien con categoría de ministro, pero que no lo fuera, sin cartera, que se encargue en forma permanente de la presidencia y de la integración regional.

-¿Por qué no puede haber integración?

-Por nuestra historia, porque surgimos a la independencia en momentos en que se afianzaba el mercado mundial y cada puerto importante se conectó con  el mundo y hemos vivido de espalda entre nosotros. Nuestra relación económica importante era con Europa y Estados Unidos, pero casi nada con los vecinos.

Al insertarnos en el marcado mundial nos alejamos entre nosotros y eso pasó desde el punto de vista cultural y encima hay que poner la rivalidad entre España y Portugal desde el inicio, y luego la política imperialista poniendo su mano en todos los lugares donde podía.

Constituimos una nación hecha pedazos a cambio de los cuales constituimos los países y no podemos juntarnos, eso es la confesión de la debilidad y el sometimiento porque en el mundo que viene no tenemos masa crítica, aún los más grandes.

No nos damos cuenta que el mundo se está organizando en gigantescas unidades, las que tienen contradicciones como toda las contradicciones de Europa donde hubo guerras de tradiciones, líos de reyes, de todo y, sin embargo, tuvieron la inteligencia suficiente como para terminar con las guerra y tratar de juntarse, pero ese barco va.

Estados Unidos tiene su tierra prometida a espaldas que es Canadá y los latinoamericanos estamos divididos en un montón de repúblicas, algunas como la nuestra de 3 millones de habitantes que no son ni un barrio de San Pablo y no nos damos cuenta de que para mantener nuestra independencia necesitamos un alero que nos proteja de la interdependencia y con intereses comunes.

¿Con china vamos a negociar en pie de igualdad atomizados como estamos…?  Este es un problema crucial.

Ganas de llorar

Lo que está pasando en el MERCOSUR me dan ganas de llorar, por el hecho de que países importantes como Argentina y Brasil se estén fijando en bagatelas.

Ahora voy a criticar a la visión de izquierda. Si para integrarnos vamos a esperar a que en América Latina todos seamos devotos socialistas, militantes y confesos, nos vamos a integrar en el año del golero. Esa actitud es negativa contra el socialismo.

No creo que se pueda crear una patria chica socialista aislada, si no tenemos la confluencia de la construcción de un continente, estamos locos. Condición sine qua non para pensar en el socialismo es construir previamente una gigantesca integración. No me vengan con que se puede construir en una islita un sistema socialista. No.

Necesitamos continentalidad como condición previa y masificar la cultura y el conocimiento y ser propietarios de universidades de investigación que respondan a nuestro modelo y necesidades históricas. Hay mucho que pelear antes.

Si yo hubiera estado en la situación de Nicolás Maduro digo: “Venezuela tiene todo el derecho legal a pelear por la presidencia, pero antes que nada es bolivariana y está por la integración. Guárdense la presidencia y hagan lo que quiera con ella, pero que se multiplique el MERCOSUR”.

La Red 21