Contexto Nodal
Según la normativa del Mercado Común del Sur (Mercosur), “la Presidencia del Consejo se ejercerá por rotación de los Estados Partes y en orden alfabético, por períodos de seis meses”. A finales de julio, Uruguay traspasó la presidencia a Venezuela, sin embargo los gobiernos de Brasil, Argentina y Paraguay no lo reconocen.

Uruguay evitó suspensión de Venezuela del Mercosur

Una dura reunión mantuvieron los coordinadores del Mercosur, la decisión se difirió por unos meses.

La reunión de coordinadores del Mercosur dejó mucha tela para cortar pero ningún resultado definitivo. La posición de Uruguay, manteniéndose firme en su postura ante la presión de Brasil, Paraguay y Argentina, terminó siendo clave para evitar que se resolviera la suspensión de Venezuela.

La firme posición uruguaya dejó sin consenso al cuerpo de coordinadores y no se logró el resultado esperado especialmente por Paraguay que había anunciado que en esta reunión quedaría resuelta la crisis del Mercosur con la segura exclusión de Venezuela y por consiguiente con el desconocimiento pleno de la Presidencia pro témpore del bloque.

Como lo había adelantado LA REPÚBLICA, Venezuela no envió a su representante al considerarla “una usurpación de las atribuciones de la República Bolivariana de Venezuela en ejercicio de la Presidencia pro témpore”.

La reunión había sido solicitada por Argentina para tratar la situación de Venezuela como miembro pleno del bloque con el argumento de que “se ha verificado el no cumplimiento por parte de la República Bolivariana de Venezuela de lo acordado en el protocolo de adhesión al Mercosur, en cuanto a la adopción del acervo normativo vigente del Mercosur”.

Este fue el tema planteado de manera central durante el encuentro y se analizó la suspensión de Venezuela hasta tanto cumpla con lo planteado en el protocolo de adhesión al Mercosur.

Brasil, Paraguay y Argentina, plantearon todos sus argumentos para defender la medida, que debía ser establecida con pleno consenso. Sin embargo, se toparon la postura contraria del representante uruguayo que enfrentó las embestidas y evitó que la suspensión pudiera hacerse efectiva.

En su lugar se consideró la idea de prorrogar hasta diciembre la decisión lo que daría tiempo a Venezuela para cumplir con las exigencias planteadas.

Lo que no varió fue la posición de desconocer la Presidencia venezolana del Mercosur, lo que seguirá siendo discutido en próximos encuentros.

Los coordinadores deberán ahora informar a sus respectivos cancilleres de los resultados alcanzados en el encuentro para después hacer efectivas las disposiciones adoptadas.

Nueva convocatoria

La estrategia venezolana para salir al frente de la situación planteada ayer fue la de convocar a un nuevo encuentro de coordinadores para el día de hoy.

La decisión responde a la intención de hacer uso de su condición de presidente pro témpore del Mercosur y dejar en evidencia la división en que se encuentra el bloque.

Con la segura ausencia de Paraguay, Brasil y Argentina, solo contaría con la asistencia de Uruguay y Bolivia, por lo que la reunión no permitirá alcanzar ningún tipo de consenso pero sentará un precedente que resultará funcional a la estrategia venezolana.

Asistentes

De la reunión participaron, el subsecretario para asuntos de América Latina y el Caribe de Brasil, Paulo Estivalet de Mesquita; el representante de la cancillería uruguaya Gabriel Bellón; la secretaria de relaciones económicas internacionales de Argentina, Cristina Boldorini y el viceministro de relaciones económicas e integración de la Cancillería paraguaya, Rigoberto Gauto.

La ironía de Rigoberto Gauto

Con ironía, el viceministro de relaciones económicas e integración de la Cancillería paraguaya, Rigoberto Gauto, declaró ayer al finalizar el encuentro que se extrañó “un poquito” a Venezuela en la reunión de coordinadores del Mercosur.

“Venezuela estaba invitada e infortunadamente no ha venido. La extrañamos un poquito, hubiera sido bueno tenerla entre nosotros para hablar de los temas que se plantearon”, recalcó.

“El consenso en este ámbito es fundamental. Tenemos sin embargo que tener en cuenta la situación y encontrar caminos que nos lleven a soluciones definitivas”, indicó.

La República


Maduro: Venezuela ejerce en Mercosur a pesar de Paraguay

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este martes que su país seguirá ejerciendo la presidencia pro tempore del Mercosur, a pesar de las maniobras de la llamada “triple alianza”, que afirmó está encabezada por el Gobierno de Paraguay.

“A Venezuela le ha tocado por ley la presidencia pro tempore de Mercosur y la está ejerciendo más allá de las maniobras ruines de la triple alianza, encabezada por el Gobierno stroessnista de Paraguay”, dijo en su programa de radio y televisión En contacto con Maduro, según DPA.

Maduro afirmó que los actuales gobernantes de Paraguay son los “herederos” del dictador Alfredo Stroessner, que dirige la supuesta triple alianza, que dijo, está compuesta también por Argentina y Brasil.

Pero afirmó que están al cabo de la crónica de un fracaso anunciado, mientras el resto del mundo “abre sus brazos a Venezuela”.

“Venezuela tiene la razón moral y seguirá ejerciendo la presidencia pro tempore del Mercosur de manera equilibrada y justa”, agregó.

Maduro dijo que el escenario sudamericano ha cambiado con el “golpe de Estado en Brasil, con el Gobierno fallido de Argentina y con el Gobierno fascista stroessnista de Paraguay”.

Argentina, Brasil y Paraguay se oponen a que Venezuela ejerza la presidencia pro tempore de Venezuela, a la que acusan de no haber cumplido todos los protocolos para ser considerado un miembro pleno del grupo.

Pese a la resistencia, Maduro sostiene que ejerce la presidencia, que fue entregada por Uruguay tras cumplir su mandato de un semestre en el bloque de integración.

El Universal


Paraguay: Se extrañó “un poquito” a Venezuela en la reunión de Mercosur, dice coordinador

El viceministro de relaciones económicas e integración de la Cancillería paraguaya, Rigoberto Gauto, dijo ayer en Montevideo que se extrañó “un poquito” a Venezuela en la reunión de coordinadores del Mercosur, a la que el país caribeño no envió ningún representante.

“Venezuela estaba invitada e infortunadamente no ha venido. La extrañamos un poquito, hubiera sido bueno tenerla entre nosotros para hablar de los temas que se plantearon”, expresó Gauto a la prensa en un receso de la reunión.

El diplomático paraguayo no confirmó que su país haya traído una propuesta para deliberar una vía alternativa de conducción del bloque económico integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque especificó que la reunión está enfocada en “fortalecerlo aún más y orientarlo hacia los caminos que realmente tiene que transitar”.

“El consenso en este ámbito es fundamental. Tenemos sin embargo que tener en cuenta la situación y encontrar caminos que nos lleven a soluciones definitivas”, aseguró Gauto sobre la ausencia venezolana.

En la reunión participan, además de Gauto, el subsecretario para asuntos de América Latina y el Caribe de Brasil, Paulo Estivalet de Mesquita; el representante de la cancillería uruguaya Gabriel Bellón y la secretaria de relaciones económicas internacionales de Argentina, Cristina Boldorini.

Paraguay, junto a Argentina y Brasil, es uno de los países del bloque regional que se opone a que Venezuela asuma la Presidencia del Mercosur, que hasta el pasado 29 de julio ocupó Uruguay, que ese día anunció al resto de socios que finalizaba su mandato.

Esa misma jornada, Venezuela, a quien por orden alfabético le correspondería tomar el relevo de la presidencia del Mercosur, comunicó que asumía el mando, pese a la oposición de la mayoría de los países miembros y sin que se llevara a cabo una instancia de traspaso, como la habitual cumbre de jefes de Estado del bloque.

Venezuela ya está ejerciendo la presidencia de forma activa y la semana pasada la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, viajó a la India para evaluar la expansión del acuerdo de libre comercio sellado desde hace varios años entre el Mercosur y el país asiático.

El objetivo del encuentro de ayer en Montevideo es dar una salida a esta crisis además de analizar el estado del cumplimiento de las obligaciones de Venezuela en su proceso de adhesión definitivo al Mercosur, después de que pasado 12 de agosto se acabara el plazo para que incorporara gran parte de la normativa del bloque.

Última Hora