Francisco Bravo, integrante de la Sección 9 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la Ciudad de México, afirmó que la reunión de ayer en la Secretaría de Gobernación no fue productiva, pues “no se pudo avanzar”.

“El asunto es que sencillamente no se pudo avanzar, nosotros volvimos a hacer planteamientos, volvimos a pedir a la Secretaría de Gobernación que hubiera propuestas sobre el asunto de las leyes de la reforma educativa, no hubo ninguna”, afirmó en entrevista con Radio Fórmula.

Además, sostuvo que en la reunión el gobierno federal pudo haber planteado una ruta para que la CNTE aceptara el regreso a clases el lunes, pero no lo hizo.

El líder magisterial informó que esta mañana hay reunión en la Dirección Política Nacional y por la noche se reúne su máxima instancia para definir el plan de acción a seguir y cuando haya un acuerdo lo harán público.

“Seguramente para ese entonces habrá algunas propuestas que vamos a poner a consideración y será esa instancia la que defina qué es lo que sigue”.

Por su parte, el subsecretario de Gobierno de la Segob, Enrique Miranda, dijo que el único acuerdo fue mantener la mesa de diálogo abierta, al tiempo que exhortaron a los maestros a regresar a clases el próximo lunes, tal como lo marca el calendario escolar.

“Invitarles seriamente a que el próximo lunes acudan a sus aulas de trabajo y que los niños reciban educación no impide ni cierra el diálogo, al contrario, lo apertura, además de que es una forma de demostrar de ambas partes que hemos tenido avances”, dijo Miranda Nava.”

Por lo pronto, los maestros disidentes continúan con sus bloqueos en Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas y amenazan con no regresar a las clases.

Proceso