El Gobierno de Nicaragua afirma que se encuentra desarrollando mecanismos para garantizar el tránsito normal de personas ante “el crecimiento sin precedentes de movimientos migratorios en la región que desbordan la capacidad instalada de los gobiernos” para atenderlos, indica un comunicado oficial divulgado este sábado.

Según la nota, firmada por Sub-Director General de la Policía Nacional, Comisionado Francisco Díaz, la Vicecanciller Arlette Marenco Meza y el Viceministro de Gobernación Luis Cañas, “las autoridades de Cancillería, Policiales, Migratorias y Aduaneras” han “intensificado los controles operativos en los puestos fronterizos terrestres, aéreos y marítimos del país” para facilitar el flujo ordenado de personas y combatir al crimen organizado, el tráfico de personas y las maras y pandillas.

“Las autoridades de Cancillería, Policía, Migración y Aduanas estamos coordinando esfuerzos para garantizar ese movimiento migratorio ordenado y seguro, que nuestros pueblos necesitan como parte de su vida y relaciones propias entre pueblos hermanos”, establece la nota.

Según las estadísticas del Cuarto Comando Militar Regional, julio es el mes donde más indocumentados fueron retenidos tratando de cruzar por territorio nicaragüense, con 728 migrantes indocumentados. La mayoría (unos 400) eran africanos, de República del Congo, otra buena parte es originaria de de Nepal.

En la presente semana entre lunes y miércoles, aparecieron los cuerpos de 10 migrantes que se ahogaron tratando de cruzar el Lago Cocibolca por la bocana del río Sapoá.

A continuación, el comunicado íntegro del Gobierno:

Radio La Primerisima