Hoy se reúnen Peña y Trump; aceptó invitación de la Presidencia de México

Donald Trump, candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, viajará hoy a México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto.

“He aceptado la invitación del presidente Enrique Peña Nieto, de México, y veo con mucho interés reunirme mañana con él”, indicó Trump en un mensaje de Twitter.

La Presidencia de México confirmó en su red social que la reunión será privada y que la invitación fue hecha “en días pasados”. Minutos después, Peña Nieto publicó en su cuenta de Twitter que invitó tanto al republicano como a la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, para conversar sobre la relación bilateral.

“Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén”, escribió Peña en un segundo tuit.

De acuerdo con The Washington Post, las embajadas de los dos países estuvieron involucradas en las negociaciones.

Por la noche, Hillary Clinton recordó en su cuenta de Twitter que Trump, “desde los primeros días de su campaña, ha denominado a los mexicanos como violadores y criminales”.

Medios estadunidenses resaltaron los riesgos y oportunidades que representa la visita del republicano horas antes de que pronuncie un muy esperado discurso sobre su política migratoria.

Viene hoy Trump para entrevistarse con EPN

El candidato republicano a la Presidencia de EU afirma que ve con mucho interés el encuentro; será en Los Pinos.

El candidato presidencial republicano Donald Trump hará hoy un rápido viaje a México para entrevistarse con el presidente Enrique Peña Nieto.

“He aceptado la invitación del presidente Enrique Peña Nieto, de México, y veo con mucho interés reunirme mañana (hoy) con él”, indicó en un mensaje de Twitter, que fue calificado como “sorpresivo” por la cadena CNN y como “de último minuto” por The Washington Post.

La Presidencia de México confirmó por su parte que habría una “reunión privada”, aunque previamente un portavoz lo había negado a la prensa mexicana pero confirmado al diario The Washington Post, que publicó el primer reporte sobre la posibilidad del viaje.

El reporte inicial indicaba que la reunión, a invitación de Peña Nieto, tendría lugar antes del anunciado discurso que el aspirante presidencial estadunidense dará hoy por la noche sobre política migratoria.

La Presidencia de México precisó que la propuesta fue hecha el viernes pasado tanto a Trump como a la candidata presidencial demócrata, Hillary Rodham Clinton. En ambos casos fue recibida “en buenos términos”.

Anoche, a través de su cuenta de Twitter, el presidente Peña Nieto explicó que invitó a México “a los candidatos a la Presidencia de EU para conversar sobre la relación bilateral. Mañana recibo a Donald Trump”.

“Creo en el diálogo para promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén”, subrayó en un segundo mensaje.

La reunión se llevará a cabo en la Casa Lázaro Cárdenas de la residencia oficial de Los Pinos.

Anoche se especulaba que el encuentro estaba programado después del mediodía.

De acuerdo con fuentes estadunidenses, uno de los principales obstáculos habría estado en temas de seguridad, con el Servicio Secreto opuesto al viaje por cuestiones tanto de logística como de ausencia de preparativos. Las dudas fueron resueltas la noche del martes.

De acuerdo con fuentes de la campaña de Donald Trump, el aspirante expresó un gran interés desde que se le planteó.

El periódico aseguró que las embajadas de los dos países estuvieron involucradas en las negociaciones.

Hillary Clinton critica discurso del republicano a México

La candidata demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, criticó el discurso de su rival republicano, Donald Trump, quien hoy se entrevista con el presidente Enrique Peña Nieto.

A través de la directora de comunicaciones de su campaña, Jennifer Palmiei, Clinton señaló:

“Desde los primeros días de su campaña, Donald Trump ha denominado a los mexicanos como ‘violadores’ y ‘criminales’ y ha prometido deportar a 16 millones de personas, incluyendo a niños y los ciudadanos estadunidenses. Trump ha dicho que deberíamos obligar a México a pagar por su muralla gigante en la frontera. Él ha dicho que deberíamos de prohibir el envío de remesas a las familias en México si México no quiere pagar la muralla. Al final, lo importante es lo que Donald Trump le dice a los votantes en Arizona, no en México, y si sigue comprometido con separar a las familias y deportar a millones”.

La candidata también fue invitada a entrevistarse con el presidente Enrique Peña Nieto.

En ambos casos, la invitación fue recibida “en buenos términos”.

Analizan medios en EU la reunión

Las reacciones en Estados Unidos sobre el inesperado viaje de Donald Trump a México resaltaron problemas y peligros tanto como oportunidades para el aspirante, horas antes de un esperado discurso sobre política migratoria.

Para The New York Times, “el viaje es la última apuesta del Sr. Trump y su atribulada campaña. Pero por todo el riesgo que supone, ofrece una imagen que Trump disfruta: la de un astuto negociador dispuesto a hacer lo inesperado ­—reunirse con un supuesto enemigo— para avanzar en su agenda”.

Para CNN, “una reunión entre Trump y Peña Nieto sería extraordinaria, dadas las continuas promesas de Trump de construir un muro en la frontera con México y hacer que México pague por él. Trump también ha provocado fuertes críticas en México y en la comunidad hispana en general por su retórica, inflamatoria en momentos, en la discusión de la inmigración ilegal”.

Para la CBS, “la decisión de Trump de reunirse con Peña Nieto se produce después de una semana en la que su posición sobre inmigración, incluyendo la deportación de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en EU, se hizo confusa.

Para Time, “el viaje es una apuesta de alto riesgo para la multimillonaria y grandilocuente estrella de televisión, que va a la zaga en las encuestas, al encontrarse con uno de sus críticos más vocales en su tierra natal. A pesar de que ofrece a Trump una oportunidad para proyectar su lado presidencial para los votantes estadunidenses, la visita también está llena de peligros por un candidato que es un novato en el escenario geopolítico y que es ampliamente vilipendiado en México. Los ayudantes de Trump no indicaron de inmediato detalles o los objetivos del candidato para el encuentro con Peña Nieto, que enfrenta a su vez una profunda desaprobación”.

Excelsior