Los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro establecieron un record de participación de la comunidad LGTIB (lesbianas, gays, trans, inter y bisexuales), con al menos 49 deportistas y tres entrenadores.

Según el historiador Tony Scupham-Bilton, tal cantidad duplica la participación de LGTB en Londres-2012, e incluso en la Ciudad Maravillosa compite una pareja, las británicas Helen y Kate Richardson-Walsh, de hockey sobre césped.

El sondeo es realizado por la revista Outsports, cuyos compiladores estiman que la cifra es mayor, pues muchos deportistas son reservados con su orientación sexual, o practican disciplinas poco publicitadas.

Por lo pronto, ya se coronó aquí la judoca brasileña Rafaela Silva, y también son favoritas para ganar medalla de oro las baloncestistas estadounidenses Seimone Augustus, Elena Delle Donne, Brittney Griner y Angel McCoughtry.

Además, este año volverá la sudafricana Caster Semenya, atleta intersexual avalada por las autoridades del atletismo a competir como mujer, que buscará en los 800 metros el oro que le negó hace cuatro años la rusa Mariya Savinova, acusada de doparse.

Prensa Latina