Reapertura gradual con Venezuela se hará en cinco pasos controlados

Los presidentes Juan Manuel Santos, de Colombia, y Nicolás Maduro, de Venezuela, dieron este jueves los primeros pasos para poner fin al cierre de la frontera entre sus países y acabar con la incertidumbre de cerca de un año. Decidieron que habrá una reapertura gradual del paso en cinco puntos limítrofes.

Tras un encuentro de más de cuatro horas, los dos mandatarios decidieron iniciar una apertura progresiva de la zona fronteriza, que había sido cerrada por decisión del Gobierno bolivariano desde el 19 de agosto del año pasado.

“Será una apertura transitoria mientras vamos aprendiendo y vamos acoplando las decisiones para que cada paso que demos sea certero y positivo, y si vemos algún problema tendremos la precaución de corregirlo inmediatamente”, explicó Santos al final de la cita con Maduro.

El Gobierno colombiano había sido enfático en que para que se reabriera la frontera era necesario tomar medidas que permitieran superar los problemas que tiene el paso limítrofe.

Comisiones binacionales de diferentes ministerios –colombianos y venezolanos– hicieron las propuestas que los presidentes oficializaron este jueves en Puerto Ordaz.

Durante sus conclusiones, el presidente Maduro afirmó que su país quiere tener un “nuevo comienzo” en las relaciones con Colombia, el cual desea comenzar con los nexos económicos y comerciales.

“Le ratifiqué al presidente Santos en la conversación en privado, y a nuestras delegaciones, que nosotros estamos interesados en un nuevo comienzo (…) de las relaciones económicas y comerciales con todos los sectores productivos de Colombia”, afirmó Maduro en su intervención.

Por ahora, el acuerdo más inmediato es el que permitirá el paso a pie de ciudadanos de los dos países, el cual se habilitará desde mañana entre las 5 de la mañana y las 8 de la noche, hora de Colombia.

Este paso controlado será por los puentes Simón Bolívar y Unión (Norte de Santander) y José Antonio Páez (Arauca); y en los puntos de Paraguachón (La Guajira) y Puerto Carreño (Vichada).

Para monitorear este tránsito se creará un documento de “facilitación fronteriza”, el cual –según Santos– dará “facilidades” a los habitantes de lado y lado de la frontera, “pero también controlará quién entra y quién sale”.

Seguridad, clave

Uno de los temas más relevantes para reabrir gradualmente la frontera fue el acuerdo que se logró en cuanto a seguridad en la zona fronteriza.

En este sentido, el presidente Santos anunció que se creó “un centro binacional para la lucha contra el crimen internacional o transnacional”.

“Las autoridades van a operar conjuntamente para imponer la autoridad y perseguir los crímenes transnacionales, lo que va a facilitar que el resto de la frontera pueda fluir eficientemente”, afirmó el mandatario colombiano.

En cuanto a los combustibles, se anunció una reunión de los ministros de Minas de ambos países, el próximo 23 de agosto, para determinar qué acciones concretas se harán en este campo.

“Estamos viendo cómo se pueden generar ideas creativas como la de tener estaciones de gasolina venezolana en territorio colombiano suministrada por PDVSA, a un precio inferior al que se vende en Colombia”, afirmó el jefe de Estado colombiano.

A lo que Maduro agregó: “Nosotros estamos listos para una nueva etapa en lo que es el suministro de combustibles en esa zona de frontera (…) Ensayemos nuevas fórmulas. Estamos listos para vender combustibles del lado colombiano en las condiciones que aquí se ha conversado y que le demos duro al contrabando”, dijo.

Sobre este tema, el gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, presente en el encuentro presidencial de este jueves, afirmó que si esto se concreta el Gobierno colombiano “se estaría ahorrando 45.000 millones de pesos anuales, que es el costo del subsidio al combustible en las zonas fronterizas entre ambos países”.

Apoyo a la paz

El jefe de Estado venezolano también se refirió a las negociaciones de paz con las Farc, en La Habana, en las cuales Venezuela actúa como país acompañante.

Durante la comparecencia de los presidentes, Maduro afirmó que desde el vecino país se seguirá haciendo “lo posible y lo imposible por la paz de Colombia”.

“Tenga la seguridad –le dijo Maduro a Santos– que en todo lo que esté a nuestro alcance seguiremos trabajando por la paz de Colombia, la cual ya se ve en el horizonte”.

El presidente venezolano agregó que a su país le da “gran felicidad” que el acuerdo final con las Farc esté “llegando”.
Más temprano, Santos había hecho referencia a la participación venezolana en los diálogos de La Habana.

“Le agradezco mucho el papel que usted personalmente, sus autoridades y su país han jugado en este objetivo, también fundamental, de hacer de Colombia un país normal, es decir sin guerra, en paz. En eso también tengo que reiterarle nuestros agradecimientos”, le dijo Santos a Maduro.

Además de la reapertura peatonal de la frontera, este sábado habrá otro gesto para fortalecer los lazos entre Colombia y Venezuela: un partido de fútbol entre los equipos de las gobernaciones de Norte de Santander y Táchira (Venezuela), el cual será rematado por otro cotejo entre los oncenos de Cúcuta y de ese estado venezolano, como prólogo de la nueva era.

‘No demorar’ el referendo

Un conjunto de 15 países de la Organización de Estados Americanos (OEA) llamó este jueves a Venezuela a cumplir “sin demoras” las etapas de un referendo que podría revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro. “Hacemos un llamado a las autoridades venezolanas para que garanticen el ejercicio de los derechos constitucionales del pueblo venezolano y, a la vez, se cumplan de manera clara, cierta y sin demora las etapas restantes para la realización del referendo revocatorio presidencial”, señalaron en un comunicado conjunto. Los países, entre ellos Colombia, observaron que esa es la mejor vía para “contribuir a resolver de forma pronta y efectiva las actuales dificultades”.

El Tiempo