Vázquez recibe hoy al PIT-CNT con un planteo de nuevo paro en espera

Hoy es el día del encuentro que el PIT-CNT venía reclamando desde marzo. Finalmente, y luego de una negativa del presidente Tabaré Vázquez a recibir a la cúpula de la central, esta tarde se encontrarán en la residencia presidencial de Suárez y Reyes.

A pesar de los desencuentros que se venían arrastrando desde el momento en que el ministro de Economía, Danilo Astori, anunció que se mantendrían las pautas salariales definidas por el gobierno, a lo que se sumó el recorte en los recursos destinados a la educación en la Rendición de Cuentas, la situación actual se presenta menos tirante luego de la reasignación de dinero a la enseñanza que se resolvió en Diputados.

De todas formas, está pendiente la resolución de un nuevo paro general parcial, que quedó en suspenso a la espera del resultado del encuentro de hoy. Cuando el presidente rechazó en primera instancia la solicitud de reunión reclamada por la central, la mayoría de los gremios se paró firme en la realización de un nuevo paro, aunque las posturas se moderaron ante la rectificación del mandatario y luego de que los parlamentarios lograron achicar la postergación de gastos prevista para este año en la rendición.

A pocos días del paro general del 14 de julio, la central acordó en una Mesa Representativa un nuevo plan de acción para el segundo semestre del año, que incluye un nuevo paro parcial en agosto, una campaña de firmas en apoyo a la plataforma de reivindicaciones del PIT-CNT y la adhesión a dos movilizaciones masivas: la de la Organización de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas (Onajpu) y la de la Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay (FEUU) el 9 de agosto.

Salarios como bandera

Ahora, una vez aplacados los ánimos con lo resuelto en el Parlamento, el tema salarial será la principal carta que jugará la central y a la que apuesta todas sus fichas. Por eso intentará alcanzar una formulación junto al gobierno a través de correctivos anuales “que evite la pérdida de salario este año”, lo que implicará “garantizar el poder de compra”, dijo al portal del PIT-CNT el presidente del movimiento obrero, Fernando Pereira.
.
“Somos conscientes que los temas no se resuelven solo en una reunión y nosotros ni renunciamos a la movilización, ni renunciamos a la negociación. Creemos que las dos cosas son importantes”, agregó.

En el último encuentro con Astori, dos meses atrás, el PIT-CNT se llevó una negativa absoluta a su propuesta de revisar los lineamientos salariales en momentos en que la coyuntura económica obliga a aplicar un ajuste fiscal. La central pidió en ese momento que los correctivos por inflación previstos en los convenios salariales para 24 o 18 meses, sean anuales, es decir, cada 12 meses.

Luego de aquella negativa, la situación actual de desaceleración en el ritmo de suba de los precios, con una inflación que bajó casi un punto porcentual en julio, llega en momentos en los que está por comenzar una nueva ronda de negociación salarial. Analistas privados consultados por El Observador el pasado miércoles coincidieron en que la nueva coyuntura “saca presión” a la conflictividad que los gremios anticiparon que se daría si no se ajustaban las pautas.

El presidente del PIT-CNT destacó la importancia del encuentro de hoy. “Si insistimos con la necesidad de hablar con el presidente es porque creemos que es muy importante tener un diálogo fluido con él en primer lugar, con los ministros, con el Parlamento y con las bancadas de la oposición con las que en los próximos días también estaremos hablando por otros temas”, dijo al portal de la central.

El Observador