Ban Ki Moon destacó que Argentina “se está alineando con prioridades de ONU”

El secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, destacó este lunes que Argentina “se está alineando con las prioridades de desarrollo de la ONU”. Lo hizo tras reunión que mantuvo con el presidente, Mauricio Macri, en Casa Rosada.

El funcionario también hizo hincapié en el “liderazgo” y “compromiso” del gobierno de Macri en temáticas como la violencia de género, el cambio climático y la recepción de refugiados sirios en el país, y dijo que “es alentador ver de qué manera las prioridades de Argentina se están alineando con las prioridades de desarrollo sostenible de la ONU”.

Por su parte, en una breve declaración a la prensa en el Salón Blanco, Macri dijo que el secretario de las Naciones Unidas llegó “en un momento muy especial” porque el país inició “una etapa de cambio en la cual uno de los ejes importantes es la vocación de ser un activo participante en escenario global”.

“Los argentinos sentimos que tenemos capacidad, vocación de contribuir en las soluciones a la solución de los distintos desafíos que existen en estos tiempos que vivimos”, sostuvo el Presidente, quien antes se había reunido en forma privada con el funcionario de la ONU, en su despacho del primer piso.

El presidente argentino ofreció además un almuerzo de honor al representante de la ONU en el Museo de Casa Rosada.

A la comida asistieron integrantes del gabinete nacional; miembros del cuerpo legislativo y judicial, la primera dama Juliana Awada y la esposa de Ban Ki Moon, Yoo Soon Taekas.

En su paso por Argentina, Ban Ki Moon realizó un recorrido por las pasarelas de la Garganta del Diablo, el salto más grande de las Cataratas del Iguazú, y entregó presentes al personal del área protegida, informó la Administración de Parques Nacionales (APN).

Ámbito


Macri dijo que Argentina quiere ser activo participante en el escenario global

El presidente sostuvo que el país “ha emprendido una etapa de cambio”. “Los argentinos sentimos que tenemos capacidad y vocación de contribuir en las soluciones a los distintos desafíos que existen en estos tiempos que vivimos”, afirmó al recibir en la casa de gobierno al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, quien a su vez elogió el “liderazgo” del jefe de Estado.

Mauricio Macri habló en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno tras una reunión que mantuvo con el secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y señaló que el gobierno “comparte” la agenda del organismo internacional “en el tema de la crisis humanitaria, de los refugiados, el cambio climático y el mantenimiento de la paz”, entre otros aspectos.

Ban Ki Moon, por su parte, elogió a la Argentina por su “solidaridad y compromiso con los derechos humanos y las cuestiones humanitarias”, y tras destacar el “liderazgo” del gobierno en temas como el cambio climático, la recepción de refugiados y la violencia de género, dijo que la Argentina “es un activo soporte de una agenda de paz, de desarrollo y de derechos humanos”.

Macri señaló al funcionario internacional que llega “en un momento muy especial” por la etapa de cambio que ha iniciado la Argentina y confirmó que asistirá el 20 de septiembre próximo en Nueva York a la Asamblea General de las ONU, donde espera “poder compartir los compromisos” asumidos por su gestión.

Enfatizó el presidente que el gobierno “comparte su agenda en los temas de la crisis humanitaria, de los refugiados, el cambio climático y el mantenimiento de la paz”, y que son “algunas de las tareas en conjunto” que apuntan a “trabajar en la mejora y la calidad de las instituciones, en luchar por la transparencia y contra la violencia de género”.

“Es una agenda vasta de cosas en la cual Argentina ya ha empezado a contribuir, como lo ha mostrado en su vocación de recibir refugiados de Siria y también en ayudar al proceso de paz de los hermanos colombianos”, agregó en una declaración de prensa que realizó junto al visitante, en la que además reafirmó que “la Argentina tiene un compromiso para sostener y ampliar las relaciones multilaterales”.

Al ratificar su compromiso en la lucha contra el cambio climático asumido en París, puntualizó que se encuentra en la etapa “de que lo apruebe y lo ratifique el Congreso de la Nación, porque creemos, como el mundo entero, que hay que preocuparse y ocuparse de detener el avance del cambio climático, que está haciendo tanto daño en las distintas comunidades.

Ban Ki Moon, por su parte, destacó que es “alentador ver de qué manera las prioridades nacionales de la Argentina se están alineando con las prioridades de desarrollo de las Naciones Unidas”, especialmente en lo relacionado “con los 17 objetivos de desarrollo sostenible” promovidos por el organismo.

Calificó como “una muy buena reunión” al encuentro con Macri, que se extendió por casi media hora en el despacho presidencial, en el cual abordaron “todos los aspectos de interés mutuo”, así como “las opciones para fortalecer la alianza entre el país y nuestra organización”, entre los que resaltó “el mantenimiento de la paz, el cambio climático, la igualdad de género, y las cuestiones regionales”.

Ban Ki Moon manifestó que valoraba “el liderazgo del presidente Macri” por el reciente lanzamiento del primer plan nacional contra la violencia de género”, y resaltó el desempeño en el organismo internacional de la canciller Susana Malcorra, a la que definió como “una asesora de primer nivel como jefe de gabinete de la ONU, con quien me da mucha alegría trabajar, ahora cumpliendo funciones en su país”.

Elogió la actitud de la Argentina “por su solidaridad y compromiso con los derechos humanos y las cuestiones humanitarias” y agradeció a las autoridades “su generosa y compasiva actitud que ha permitido la posibilidad de recibir mil refugiado sirios” en “esta tierra de grandes oportunidades”.

Precisamente, en la próxima Asamblea General de la ONU habrá “una cumbre en la cual se va a ocupar del flujo masivo de refugiados, que actualmente ha llegado a 65 millones de personas por todo el mundo”, una situación que consideró “es ya incontrolable e insostenible” y que debe resolverse “sobre la base de la responsabilidad compartida”, expresó.

Posteriormente, ambos se trasladaron al Museo de la Casa Rosada, en el que Macri ofreció un almuerzo en honor del titular de la ONU, y donde compartieron la mesa principal con la primera dama, Juliana Awada, la esposa del visitante, Yoo Soon-Taek, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la canciller Malcorra.

Tras imponer a Ban Ki Moon la condecoración de la Orden del Libertador San Martín, en el grado de Gran Cruz, Macri ofreció un brindis en cuyo transcurso celebró que las Naciones Unidas hayan decidido abrir una oficina de la mujer en la Argentina, lo cual, dijo, “nos va a permitir desarrollar planes conjuntos” para erradicar la violencia de género.

Télam