El Estado venezolano refuerza la soberanía sobre sus recursos naturales al crear el Arco Minero Orinoco y combatir así la extracción ilegal que se propagó desde el año 2011, a raíz de la reforma parcial del decreto de Ley Orgánica que Reserva al Estado las Actividades de Exploración y Explotación del Oro, como una forma de guerra no convencional.

Roberto Mirabal, ministro para el Desarrollo Minero Ecológico, explicó que en el sur del estado Bolívar siempre ha existido el flagelo de la extracción ilegal de los recursos naturales no renovables, motivo por el cual el Ejecutivo decidió tomar las riendas y hacer un proyecto que beneficie a la comunidad, “no a unos pocos que estén ahí maniobrando durante décadas y años”.

“(Hugo) Chávez lo sabía, por eso decidió tomar el control de nuestros recursos auríferos, y otros minerales importantes”, recordó en el espacio Economía, de Venezolana de Televisión (VTV).

El modelo de desarrollo minero ecológico que hoy impulsa la Agenda Económica Bolivariana está constituido en el octavo motor, Minero, adujo.

En una guerra económica no convencional, las estructuras capitalistas internacionales adoptan nuevas formas, por lo que desde 2011, practican la extracción ilegal, por eso el Estado asume el control de la zona, pero de una manera responsable con el medio ambiente, con profundo respeto al ser humano, altamente tecnificada, precisó.

Arco Minero

Con al Arco Minero Orinoco, (111 mil kilómetros cuadrados ocupa gran parte del sur del territorio nacional, con 7 mil toneladas de oro que equivalen 280 mil millones de dólares), el Estado asume la mayoría de la participación accionaria, obtiene impuestos sobre la renta, ventajas especiales, regalías. 67 y 70 por ciento de los recursos van a ser parte del patrimonio de los venezolanos y el 60 por ciento de los ingresos devengados de esta actividad van al Fondo de Misiones, detalló Mirabal.

Recordó que el comandante Hugo Chávez, en 2011, con su visión de crecimiento económico, estableció el desarrollo del Arco Minero, en cuyo caso dictó una Ley de Reserva de Oro, que demarcó las líneas generales, y en el Plan de la Patria contempla los elementos estructurales que debían desplegarse en el Arco Minero para fomentar su evolución.

“El primer ejercicio de soberanía de un Estado es la soberanía sobre su territorio, luego sobre sus recursos, el patrimonio del Estado en función de sus ciudadanos”, apuntó.

VTV