Contexto Nodal
La oposición venezolana debe juntar cuatro millones de firmas (20% del padrón electoral) para activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro que, según los plazos estimados, podría realizarse en enero de 2017. En el caso de que el CNE valide las firmas, para revocar al mandatario será necesario consignar un número igual o mayor de votos del que obtuvo Maduro en las elecciones de 2013, lo que equivaldría a por lo menos 7.505.339 sufragios.

Almagro pidió al CNE que “no manipule” lapsos del revocatorio

El secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió este viernes al Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela que no manipule los lapsos del referendo revocatorio y ofreció enviar observadores tanto para este proceso como para la protesta opositora del 01 de septiembre.

El jefe de gabinete de Almagro, Gonzalo Koncke, fue el encargado de trasladar este mensaje a los periodistas después de la reunión del secretario general con los opositores Luis Florido y Carlos Vecchio en la sede de la OEA en Washington.

“Almagro hace un llamado a la no manipulación de plazos por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) del referendo revocatorio y pide que el proceso se desarrolle sin aplicar criterios dispares a la hora de exigir requisitos a una parte o a la otra”, afirmó Koncke.

Los representantes opositores denunciaron ante Almagro el anuncio que hizo el martes la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, sobre que el 20 % de firmas para activar el referendo se hará a finales de octubre.

“Queremos que esa recolección se haga en septiembre, para que el referendo pueda hacerse este año. (…) solicitamos el referendo en marzo y aún no tenemos un cronograma”, afirmó Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN).

Asimismo, Almagro y los opositores consideraron que la mediación de diálogo de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana) no ha dado resultados.

“No ha habido resultados concretos. En algunos aspectos incluso la situación se ha deteriorado, todo lo que tiene que ver con la capacidad institucional, la situación de presos políticos, las variables económicas y la certidumbre respecto a los organismos constitucionales y las fechas del revocatorio”, dijo Koncke.

Globovision


Quince países de la OEA piden avances en revocatorio en Venezuela

Un conjunto de 15 países de la Organización de Estados Americanos (OEA), llamaron este jueves a las autoridades venezolanas a continuar el proceso de referendo revocatorio presidencial. El grupo de países instó a las autoridades venezolanas a continuar los restantes pasos para realizar el referendo “de forma clara, concreta y sin demoras”, según un comunicado conjunto publicado en inglés por el Departamento de Estado.

Argentina, Belice, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos y Uruguay suscribieron la nota, expresando su expectativa de que la consulta “contribuirá a una rápida y efectiva resolución de las actuales dificultades políticas, económicas y sociales” en Venezuela.

El grupo de países también reiteró su llamado a un diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición.

El martes, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció que la recolección de cuatro millones de firmas necesarias para convocar a la consulta será a fines de octubre, lo que impediría realizar la consulta en 2016, como pide la oposición.”Tomamos nota del anuncio del Consejo Nacional Electoral venezolano”, indicó la nota.

El viernes, el diputado opositor Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento (de mayoría opositora), se reunirá con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Últimas Noticias


Venezuela rechaza texto de 15 países de la OEA sobre revocatorio

La delegación de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó ayer por “irregular” y “antidiplomático” el texto acordado por 15 países de miembros de ese organismo en el que se pide que no haya demora en el proceso de referendo revocatorio que promueve la oposición de Venezuela contra el presidente de la República.

“Resulta asombroso que de algo en lo que está involucrado mi país me esté enterando hoy (ayer) y por un tuiteo de una declaración publicada en la web del Departamento de Estado (de Estados Unidos), ¡qué casualidad!”, expresó el embajador venezolano en la OEA, Bernardo Álvarez, en la reunión ordinaria semanal del Consejo Permanente de este organismo.

El diplomático reaccionó de esta forma después de que la delegación de Canadá leyera una declaración conjunta sobre Venezuela, divulgada previamente por Estados Unidos y que firman también las naciones de Argentina, Belice, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Para Álvarez, el texto es un “procedimiento antidiplomático y absolutamente irregular”, por haberse hecho “a espaldas del país en cuestión”.

“Quizás esta sea una prueba más de lo dividida que está la organización. Hay un deseo de estar interviniendo en los asuntos internos de Venezuela, pero el que esté libre de pecado que lance la primera piedra”, dijo.

El embajador indicó que en la OEA se quiere hacer lo mismo que con Cuba cuando se le aplicó el bloqueo económico y político.
“Esto ocurrió ya en una época con Cuba. Atacar a Venezuela es como encargar pizza por teléfono, es barato y, cuando la pizza llega, todo el mundo aplaude”, agregó el diplomático.

Álvarez advirtió a las delegaciones del resto de países que tengan cuidado porque pueden estar dividiendo más la OEA, al tiempo que subrayó que “se podrían ir haciendo comunicados de todos los países del organismo, algunos de los cuales tienen problemas más graves que Venezuela, pero a los que no se les puede tocar porque tiene costo”.

La declaración conjunta la leyó la vocería de Canadá en el apartado de “otros asuntos” en el Consejo Permanente, y terminó reabriendo el debate sobre Venezuela en la OEA, ausente desde la sesión donde se intentó aplicar la Carta Democrática por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, el pasado 23 de junio.

Ciudad CCS