Primera jornada de apertura de frontera entre Colombia y Venezuela avanzó con normalidad

Casi 54 mil personas cruzaron hoy la frontera entre Colombia y Venezuela en su jornada de reapertura al paso peatonal tras casi un año cerrada.

Desde la madrugada miles de venezolanos se apostaron en el Puente Simón Bolívar, principal paso entre los dos países y que conecta las ciudades de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, y San Antonio, en el estado de Táchira.

Apenas se levantaron los controles, a las 5.00 hora colombiana (10.00 GMT), los venezolanos se adentraron en territorio colombiano por un puente que cruzaron al menos 22.000 de ellos.

Los ciudadanos se dirigieron a los diferentes supermercados de la ciudad para comprar productos básicos. Entre los más demandados se encontraban la harina, el arroz y el aceite.

También los medicamentos eran objeto de deseo, tal y como reconoció a Efe Marco Tulio Berdugo, un ciudadano colombiano residente en Venezuela desde 1975 que madrugó para poder comprar en Cúcuta los fármacos para su artrosis que no consigue desde hace seis meses.

Pese a que muchos de ellos se negaron a hacer declaraciones a los medios, eran frecuente los comentarios acerca de la escasez de algunos medicamentos como los necesarios para combatir los problemas de tensión sanguínea o la diabetes.

El balón de oxígeno que supone la apertura de la frontera para Venezuela, cuyos supermercados siguen desabastecidos tal y como pudo constatar Efe, hizo que las filas en San Antonio del Táchira para cruzar la frontera recorrieran buena parte de la ciudad.

Las autoridades venezolanas justificaron en parte esa mayor presencia de sus ciudadanos sobre el Puente Simón Bolívar y sus aledaños por la exigencia de Colombia de un nuevo documento migratorio conjunto que fue anunciado días antes como parte de los acuerdos para la reapertura.

“Tenemos un cuello de botella porque Colombia decidió de manera soberana (exigir) un documento migratorio que no ha causado este embotellamiento”, dijo a Efe el ministro para la Nueva Frontera de Paz de Venezuela, Gerardo Izquierdo.

En una rueda de prensa posterior, Izquierdo aseguró que la reapertura es “ejemplo de como por la palabra sin necesidad de bombas e intervenciones podemos ir construyendo una nueva frontera con una relación moderna y contemporánea entre pueblos vecinos y hermanos”.

Asimismo, dijo que se restableció el “flujo migratorio como siempre ha existido”.

Por su parte, el director para Desarrollo de Integración Fronteriza de la Cancillería de Colombia, Víctor Bautista, señaló que el país está satisfecho por la reapertura de la frontera que fue cerrada el 19 de agosto del año pasado por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como parte de un plan para combatir el contrabando y a presuntos paramilitares que operan en la zona.

La apertura fue posible tras “11 meses y 16 días de arduo trabajo”, según Bautista, quien señaló que Colombia “ha propuesto cooperación técnica y de seguridad en aspectos aduaneros”.

Asimismo, señaló que los “problemas conjuntos se resuelven conjuntamente”.

En total, hoy se reabrieron seis pasos por los que ha comenzado la apertura “ordenada, controlada y gradual” de la frontera entre los dos países. Estos incluyen, además del Puente Internacional Simón Bolívar, el Puente Unión, que comunica a Puerto Santander (Colombia) con Boca del Grita (Venezuela).

Igualmente se abrió el paso por el Puente José Antonio Páez, entre el departamento de Arauca y el estado de Apure; Paraguachón (entre La Guajira y Zulia), y entre Puerto Carreño (Colombia) y Puerto Páez (Venezuela).

Pese a que inicialmente no estaba previsto, también fue reabierto el puente internacional Francisco de Paula Santander que conecta a Cúcuta con la localidad venezolana de Ureña.

Por todos esos pasos entraron los ciudadanos venezolanos y un pequeño grupo de colombianos que intentaron retomar la vida normal de esos pasos fronterizos, donde es frecuente que haya miembros de una misma familia a ambos lados y en los que la vida quedó truncada con su cierre.

Para garantizar la seguridad de la jornada, Migración Colombia multiplicó el número de funcionarios sobre los pasos fronterizos, y a ambos lados de la frontera la presencia de policías y militares era notable.

Radio Caracol


Unas 54 mil personas ingresaron a Colombia en reapertura de frontera con Venezuela

La Cancillería de Colombia manifestó que en las 13 horas de reapertura fronteriza  de este sábado 13 de agosto han ingresado más de 50 mil personas y han salido unas 36 mil personas, por los cinco puntos autorizados por ambas naciones.

Víctor Bautista, jefe de Asuntos Fronterizos de la cancillería colombiana, dijo a RCN Radio que la zona de mayor movilidad fue la de Norte de Santander por los puentes internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y la Unión, por donde ingresaron 45 mil personas.

Mientras que por Paraguachón ingresaron a Colombia 1.315 personas, por Puerto Carreño  215, por Arauca 3 mil ciudadanos ingresaron y salieron  a Venezuela 2.000; por La Guajira ingresaron 1.300 y salieron 100 personas.

Hay que revisar de las 54 mil personas que ingresaron, cuántas iban hacia otros territorios o por fuera del país, y de los 36 mil ciudadanos que salieron de nuestro país, muchos lo hicieron con sus compras“, dijo Víctor Bautista

Agregó el representante de la Cancillería que es importante realizar un buen control migratorio, fortalecer la seguridad, la economía y distribución de alimentos, al igual que de autopartes que tuvo mayor movimiento.

Se va a continuar con el control pertinente, con el formulario de migración. Ningún país abre sus fronteras sin realizar un total seguimiento, este es un corredor importante para ambas naciones“, indicó.

Esperamos que Venezuela aporte su control migratorio, se deben aplicar mecanismos conjuntos para evitar inconvenientes y la aplicación de una tarjeta fronteriza; que las personas sepan las condiciones que regula esta frontera“, puntualizó Víctor Bautista, jefe de  Asuntos Fronterizos de la Cancillería Colombiana.

RCN Radio


Arias Cárdenas: El cierre fue necesario para crear una frontera de paz

El gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, aseguró que el cierre de frontera trajo el ahorro en  el  Zulia de 100 millones de dólares al mes con la disminución del contrabando de gasolina y el compromiso del vecino país de controlar las practicas cambiarias que afectan la moneda venezolana.

Desde  Paraguachón,  zona fronteriza del Zulia con Colombia, el primer mandatario destacó como uno de los beneficios de la decisión de cierre de la frontera estaba “la caída en 40% en el contrabando  de la gasolina que llegaba al Estado lo que significó un ahorro de 100 millones de dólares al mes para el estado venezolano”.

Destacó también como positivas las conversaciones entre los mandatarios Nicolás Maduro y  Juan Manuel   Santos en cuanto  a la necesidad de controlar  la banca colombiana, que fomenta las operaciones realizadas por los cambistas  con dinero procedente del narcotráfico, lavado de capitales  y  el sicariato como producto del crimen organizado, metodología que afecta  el Bolívar y favorece  ese tipo de negocio.

“Hemos estado trabajando amarrados con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, el cierre de frontera fue una medida necesaria para la construcción de una frontera de paz”, señaló.

En relación al avance de la paz  en Colombia, Arias Cárdenas manifestó que Venezuela ha seguido como país mediador de buena voluntad y como pauta  para las conversaciones  se propuso el  cese de la violencia “esperemos que ese proceso lo asuma el Ejército de Liberación nacional,  que nos permita  identificar muy claramente a los delincuentes que no perciben un fin político y dañan a ambos países”.

Panorama


Como medida de control Colombia implementa Tarjeta Migratoria de Tránsito Fronterizo

El ministro venezolano para las Fronteras, el mayor general Gerardo Izquierdo Torres, confirmó este sábado que Colombia ‘ha decidido de manera soberana’ y como una medida de control implementar una Tarjeta Migratoria de Tránsito Fronterizo para quienes ingresen a su territorio desde Venezuela.

“Colombia ha decidido de manera soberana un documento migratorio que se le está entregando a los ciudadanos que están ingresando en territorio colombiano, para los controles que correspondan de acuerdo a los criterios soberanos de ese Gobierno”, dijo Izquierdo desde la localidad de San Antonio del Táchira (suroeste-Venezuela) a periodistas.

El ministro venezolano explicó que este documento solo se está pidiendo en Colombia y no en Venezuela debido a que en su país existe “toda la disposición de apertura de flexibilidad de apoyo a venezolanos, venezolanas, colombianos que pretendan pasar de un sitio a otro”.

Por su parte, el director de frontera de la Cancillería colombiana, Víctor Bautista, explicó que este documento se ha pedido para conocer cuántas personas ingresan a su país y agregó que “no va a haber más libre tránsito y movilidad, va a haber una facilidad fronteriza”.

Esta tarjeta se debe solicitar por la página web de migración de Colombia www.migracioncolombia.gov.co y en la misma se deberán llenar campos como: nombre y apellido, documento de identificación, sexo, nacionalidad, fecha de nacimiento, lugar de residencia y motivo de entrada y salida.

La frontera colombo-venezolana se reabrió este sábado a las 6:00 hora venezolana (10:00 GMT) y permanecerá abierta hasta las 21:00 (1:00 GMT), luego de que estuviera cerrada por casi un año.

NTN24


Tarjeta migratoria se convierte en “dolor de cabeza” durante reapertura fronteriza

El movimiento de reapertura de frontera tuvo mayor auge del lado venezolano que del lado colombiano.

A medida que avanzaron las horas, el flujo de personas fue creciendo y por tanto la exigencia para las autoridades en el control migratorio fue mayor.

La exigencia de nuevos procesos para el ingreso como el uso de la tarjeta fronteriza trajo consigo malestar, rabia, rechazo y traumatismos para quienes desconocían la tarjeta migratoria procedimientos que habían acordado las autoridades colombo-venezolanas para hacer los controles a los extranjeros.

El documento que fue entregado en la mitad del puente internacional Simón Bolívar provocó la sorpresa para muchos “no sabíamos de esto, del lado venezolano nadie nos informó nada, estamos encontrándonos con esto, no sabemos si es para salir para entrar en fin”.

Mientras tanto una mujer airada advertía “ustedes no saben el estrés que tenemos allá por tantos problemas sociales, estamos cansados de las colas y llegamos acá y más colas, no es justo”.

Otro venezolano dijo que “hace falta mucha información al respecto esto es desorganización, improvisación de los dos gobiernos y así hay más congestión”.

Un grupo familiar que recibió el papel manifestó que van “a cumplir con la regla, tenemos que respetar a las autoridades y lo que esperamos es que nos orienten para llenarlo, no nos vamos a quedar en Colombia venimos es por comida, estamos desesperados”.

En medio de ese panorama los afectados dijeron que algunos inescrupulosos estaban exigiendo $5.000 por el documento, hecho que puso en alerta a las autoridades que lograron capturar a una persona al parecer comprometida en esa situación.

Radio Caracol