Ecuador, Costa Rica y Colombia sellaron definitivamente sus fronteras con la entrega de nuevas cartas náuticas

Tras doscientos años de vida republicana, Ecuador finalmente selló este viernes su frontera marítima en el Océano Pacífico con Costa Rica, en un evento histórico que se desarrolló en Puerto Ayora, en las Islas Galápagos, mil kilómetros al oeste de las costas continentales.

En la ceremonia de entrega de las nuevas cartas náuticas participaron los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa; de Costa Rica, Luis Guillermo Solís y de Colombia, Juan Manuel Santos. Los tres ratificaron el compromiso de cuidar el corredor marítimo tropical conformado por las Islas Galápagos (Ecuador), las islas del Coco (Costa Rica) y las islas Malpelo (Colombia).

En medio de los aplausos de decenas de personas que se dieron cita en el centro de la Isla Santa Cruz, los mandatarios recibieron las cartas y se comprometieron a desarrollar un trabajo conjunto para proteger los mares. A decir de Juan Manuel Santos, “los países con fronteras bien limitadas y definidas “pueden trabajar juntos para aprovechar esas fronteras, en lugar de que se convierta en un tema de discusión”.

La delimitación marítima entre Ecuador y Costa Rica se da tras una negociación que inició en 1985.Para el presidente Rafael Correa, el acto representa un día histórico para Ecuador y se da en el marco de la Convemar. Ecuador y Costa Rica, que colindan en el mar por la cercanía de las Galápagos y El Coco, definieron los límites marítimos comunes de mutuo acuerdo en base al modelo geodésico y bajo el principio de equidad.

Hace más de medio siglo, Ecuador consolidó el régimen marítimo de las 200 millas de mar territorial, lo que le ha permitido establecer la frontera con Costa Rica. Con Colombia, en junio de 2012, Ecuador estableció de mutuo acuerdo el punto geodésico en la desembocadura del río Mataje, en la frontera continental, desde donde parte el límite marítimo bilateral.

Según el presidente Solís, la delimitación de fronteras marítimas en el Océano Pacífico con Ecuador se da gracias al “diálogo, pericia técnica y sobre todo la buena fe y buena voluntad” que han tenido sus autoridades para hacerlo.

Agregó que de esta forma se consolida un triunvirato de países cuyos lazos se fortalecen, por lo que dijo sentirse ilusionado al pensar “en las amplias posibilidades de cooperación entre los tres países, que se abren en diversas áreas a partir de ahora”.

“Valoremos este momento como histórico en la vida de nuestras naciones. Somos afortunados de ser testigos de esta ocasión porque lo que se está viendo aquí es extraordinario (…) al sellar esta alianza tripartita estamos cumpliéndole a nuestros pueblos lo que estos aspiran de sus gobiernos cuando estos son transparentes, cuando buscan la justicia y colocarles en un momento mejor de su existencia nacional”, dijo Solís.

Correa ratificó que la entrega de las cartas náuticas “estrecha los lazos de hermandad entre los países y brinda horizontes para el aprovechamiento sostenible de nuestros mares”, al igual que para la cooperación en temas marítimos de interés.

El mandatario Ecuador recalcó la importancia de la delimitación de las fronteras. “Hoy Ecuador tiene fronteras claras, reconocidas por nuestros vecinos y por la comunidad internacional. Cerramos para siempre el capítulo de disputas fronterizas y abrimos un capítulos de paz, de prosperidad, de estabilidad, de nuevas opciones para lograr el desarrollo”, precisó.

Ampliación del Corredor Marino Tropical del Pacífico

Uno de los compromisos de los presidentes de Colombia y de Costa Rica fue el de ampliar la extensión de sus áreas marítimas protegidas. En el caso de Colombia se extenderá el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo de 6.763 kilómetros cuadrados a más de 27.000 kilómetros cuadrados, es decir “el área protegida se multiplica por cuatro”. La decisión se formalizará antes de terminar el año explicó Santos.

El santuario de Malpelo tiene las formaciones coralinas más importantes del Pacífico colombiano y cuenta con grandes espacios marinos que son “epicentros de biodiversidad”.

El mandatario colombiano precisó que en Malpelo existen más de 1.500 especies, nueve de las cuales no se encuentra en ninguna parte del mundo.

Mientras que en Costa Rica, también existe la “intención de ampliar las aguas protegidas de las islas del Coco en casi 10.000 kilómetros cuadrados adicionales”.

Según Solís eso se realizará como un “homenaje al esfuerzo universal por la protección de los mares”.

Andes


Rafael Correa: Vamos a seguir protegiendo nuestros patrimonios

Junto al Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, el productor Enric Sala y el cantautor Miguel Bosé, el Jefe de Estado ecuatoriano acudió a la presentación del Documental “Galápagos, el mundo que Darwin nunca vio”, producido por la cadena internacional National Geographic, donde afirmó que “vamos a seguir protegiendo nuestros patrimonios”.

Las islas Darwin y Wolf, donde está el último arrecife de coral de la Reserva Marina de Galápagos y donde se concentra el mayor número de tiburones martillo en el mundo, fue el principal escenario de esta producción que forma parte de la investigación Pristine Seas (Mares Prístinos), de la que el cantante Miguel Bosé y el biólogo Enric Sala son sus impulsores. “El mundo que Darwin nunca vio” es un extraordinario trabajo documental cuya fuerza se halla en la calidad de las imágenes logradas, especialmente, bajo las aguas de las pequeñas islas Darwin y Wolf, al extremo noroccidental del archipiélago.

Hace pocos días, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en el marco de la Tercera Conferencia Global de Patrimonios, entregó un reconocimiento a Galápagos por su esfuerzo en conservación, concretamente por la manera técnica con que se afrontan ciertos problemas de conservación, explicó el Primer Mandatario. Antes de iniciar este Gobierno, Galápagos estaba en la lista de patrimonios en riesgo, pero ahora un organismo internacional ha reconocido los esfuerzos por la conservación impulsados de forma técnica.

Entre 2000 y 2006, los tres gobiernos anteriores a Rafael Correa invirtieron en Galápagos 20 millones de dólares, una cifra 13 veces menor que los casi 270 millones invertidos en el archipiélago por la Revolución Ciudadana, entre 2007 y 2015. Galápagos tiene ahora aeropuertos, carreteras, hospital, proyectos eólicos, fotovoltaicos y hasta el sistema ECU 911, helicópteros de rescate, ambulancias, etc.

En su intervención, pidió expandir las áreas totalmente protegidas en países como Ecuador, Colombia, Panamá y Costa Rica. “Tenemos la responsabilidad de manejar de forma sostenible y coordinada estos recursos”, acotó. El ministro del Ambiente (MAE), Walter García, recordó que con este proyecto Ecuador muestra al mundo un ejemplo de conservación.

Miguel Bosé, quien ha mostrado públicamente su compromiso con este proyecto, destacó, en su corta intervención los avances sociales y tecnológicos del Ecuador. También agradeció por el legado que deja este proyecto. “Gracias Presidente”, dijo el famoso cantante español. A esto se sumó Enric Sala, quien expresó que para National Geographic es un placer estrenar aquí el documental filmado el año pasado.

El pasado 21 de marzo, la mencionada zona de aproximadamente 38 mil kilómetros cuadrados fue declarada como Santuario Marino, en un acto desarrollado en el Palacio de Carondelet y en donde se firmó el Decreto Ejecutivo 968. Se estima que el documental “El mundo que Darwin nunca vio” será visto por cerca de 500 millones de personas alrededor del mundo.

El Ciudadano


Costa Rica: Presidente Solís quiere ampliar aguas protegidas de Isla del Coco

Durante la entrega de las Cartas Náuticas que definen la delimitación de las fronteras marítimas entre Ecuador y Costa Rica en las Islas Galápagos y la Isla del Coco, el Presidente Luis Guillermo Solís anunció la intención de ampliar las aguas protegidas.

“Costa Rica y su gobierno tienen la intención de ampliar las aguas protegidas de la Isla del Coco en casi 10 mil kilómetros cuadrados adicionales”, mencionó el mandatario en suelo ecuatoriano.

Esto implicará restringir aún más las zonas de pesca permitidas actualmente cerca de la isla, y de esa forma proteger mucho más la fauna marítima que se encuentra en esas aguas.

Solís dijo además que en las próximas semanas se sentará a negociar con diferentes sectores; productivos, académicos y científicos para poner en perspectiva este plan y tener claro todo el panorama.

“Sé que mirarán con mucho aprecio, estoy seguro, ésta voluntad del gobierno nacional, que sin embargo, tenemos que concertar definitivamente en medio de un debate nacional que esperamos pronto cumplir”.

El mandatario calificó de extraordinario y trascendental la ratificación de los límites marítimos con Ecuador después de muchos años de proceso.

“Es un hecho notable y digno de resaltar. Costa Rica, Ecuador y Colombia hemos logrado definir nuestras fronteras marítimas mediante el diálogo, la pericia técnica, la buena fe y la buena voluntad”, manifestó.

En la actividad participaron el presidente de Ecuador, Rafael Correa, como anfitrión, así como el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos.

CR Hoy


Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante reunión con sus homólogos de Costa Rica y Ecuador en Islas Galápagos

Muchas felicitaciones, Presidente Correa, y a todo el pueblo ecuatoriano, por el cierre de los límites marítimos del Ecuador. Junto con el Presidente Solís compartimos esta buena noticia que habla muy bien, señala claramente las excelentes relaciones entre nuestras naciones limítrofes.

Este año se cumplen los 100 años del tratado de límites terrestres entre Ecuador y Colombia. Tenemos los ecuatorianos y los colombianos 586 kilómetros de frontera. En el año 1975 delimitamos las áreas marinas y submarinas, trazando una línea a partir de la desembocadura del río Mataje.

En el año 2012, hace seis años, les pedimos a nuestras armadas: la Armada ecuatoriana y la Armada colombiana, que definieran la coordenada exacta de esa desembocadura. Así fue. Ahí quedaron totalmente ciertos todos los límites entre Ecuador y Colombia. Eso es algo muy positivo. Algo similar pasa ahora con Costa Rica.

Es muy positivo porque los países con fronteras seguras y definidas pueden ahora trabajar juntos para aprovechar esas fronteras (…). Hay muchas más posibilidades de cooperar en armonía.

Pero hay algo también que quiero destacar, sobre todo estando en esta maravillosa Isla de Galápagos, y es que estas áreas marítimas tienen una gran importancia ambiental. Ecuador, Costa Rica y Colombia, junto con Panamá, conformamos en el año 2004 lo que han llamado el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical, que incluye la Isla del Coco en Costa Rica, la Isla Coiba en Panamá, las Islas Malpelo y Gorgona de Colombia y este maravilloso Archipiélago de Galápagos aquí en Ecuador.

Nuestro compromiso es trabajar por la protección de la biodiversidad en estas áreas.

Recuerdo cuando estábamos discutiendo los objetivos de desarrollo sostenible. Colombia fue uno de los países que promovió esos objetivos, que Naciones Unidas incorporó el año pasado en la sesión de la Asamblea General.

Cuando estábamos en plena discusión, un gran científico, académico escandinavo, Bjorn Lomborg, que hoy preside una institución muy prestigiosa que se llama el Consenso de Copenhague, me fue a visitar a mi oficina y me dijo: ‘Presidente, ustedes están discutiendo demasiados temas, deberían concentrarse en unos pocos. Deberían tener muy claras las prioridades. Nosotros llevamos muchos años estudiando dónde la inversión es más rentable para la sostenibilidad del planeta’.

Me preguntó: ‘¿Dónde cree usted, Presidente Santos’. Le dije: ‘De pronto invertir en reforestación, los pulmones de la humanidad’. Me dijo: ‘No. Esa inversión es muy rentable: por cada dólar invertido en reforestación, el retorno es de 10 dólares. Pero hay una muchísimo más rentable’. Le dije: ‘¿Cuál?’. Me dijo: ‘Todo lo que tiene que ver con la protección de los corales en los mares. Esa inversión da un retorno para la humanidad, por cada dólar, un retorno del más del doble de los bosques, de 24 dólares’. Eso me quedó sonando. Me dijo: ‘Ustedes tienen allá en el Pacífico una riqueza coralina como pocas regiones del mundo’.

Aquí estamos estos tres países con esa riqueza que tenemos que proteger. En ese sentido tengo una buena noticia al respecto, no solo para Colombia, porque no es solo Colombia lo que estamos queriendo proteger, es para toda la región y para el mundo, porque el medio ambiente nos interesa a todos los ciudadanos: colombianos, ecuatorianos, costarricenses, latinoamericanos y el planeta entero.

Quiero anunciar que vamos a ampliar el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo, de 6.763 kilómetros cuadrados a más de 27 mil kilómetros cuadrados. Es decir, el área protegida se multiplica por cuatro. Es una decisión que ya hemos tomado y que vamos a formalizar antes de terminar el año.

El Santuario de Malpelo tiene las formaciones coralinas más importantes del Pacífico colombiano. Tiene grandes montes marinos que son epicentros de biodiversidad, como los son el Archipiélago de Galápagos y también las Islas del Coco. Ahí en Malpelo hay alrededor de 1.500 especies de animales, nueve de las cuales no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. Galápagos puede decir mucho más en ese sentido. Y hay cerca de 40 especies que están amenazadas o que son vulnerables.

Así avanzamos en la meta de proteger para el año 2020 por lo menos 10 por ciento de las zonas marinas y costeras de importancia biológica. Y también estamos cumpliendo con esos objetivos de desarrollo sostenible.

Así que todo lo que estamos haciendo hoy son buenas noticias. Buenas noticias para los ecuatorianos, costarricenses, para los colombianos y para el mundo.

A todo esto se unen las dinámicas relaciones con nuestro anfitrión. Hemos hecho cuatro gabinetes binacionales. Yo digo con orgullo que las relaciones entre Ecuador y Colombia están en el mejor momento de su historia. Lo digo con orgullo.

Presidente Correa y Presidente Solís, finalmente Colombia avanza con paso firme hacia la paz y hacia el respeto del medio ambiente. Quiero agradecerles a ustedes dos el apoyo que desde el primer momento nos han dado. Y quiero ratificarles nuestra amistad y nuestra permanente disposición a trabajar con ustedes para el bienestar de nuestros pueblos.

De nuevo, querido Rafael, queridos ecuatorianos, muchas felicitaciones. Este día de hoy para Ecuador es muy importante y para las relaciones de Ecuador con Colombia también lo es. De manera que muchas gracias y un abrazo.

Presidencia de Colombia