El embajador José Kinn retorna a Brasil

El embajador de Bolivia en Brasil, José Kinn, quien fue convocado por el presidente Evo Morales como consecuencia de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, retornará a ese país en los próximos días.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, se refirió este miércoles al asunto y consideró que las políticas de Estado en el relacionamiento con Brasil “debieran trascender a los gobernantes de turno” y la “concepción ideológica” no debieran afectarlas.

“Tengo entendido que en los próximos días (retornará a Brasil), el otro día hablé con él, por casualidad lo vi en la Fexpocruz, y me dijo que en unos días más estará en Brasil”, afirmó.

Kinn fue convocado por Morales a fines de agosto en señal de protesta tras la destitución de Rousseff. Calificó ese hecho como un “golpe parlamentario”.

La ampliación del contrato para la exportación de gas, la lucha contra el narcotráfico, la trata y tráfico de personas, además de otros temas relacionados con el comercio, están en la agenda bilateral, recordó Romero.

“Hay políticas de Estado que deberían trascender a los gobernantes de turno y, lógicamente, estos temas de lucha contra delitos transnacionales, temas de exportación de gas, la exportación de energía eléctrica, sobre todo, a partir de los entendimientos que viene desarrollando el Estado boliviano, si bien pueden tener enfoques ideológicos distintos, no deberían verse interrumpidos o desnaturalizados por la concepción ideológica de los gobiernos de turno”, afirmó.

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; y de Ecuador, Rafael Correa, también convocaron a sus embajadores tras la destitución de Rousseff, quien fue destituida del cargo por 61 votos contra 20.

En su lugar asumió Michel Temer, quien estará en el poder hasta el 1 de enero de 2019.

La Razón