Jorge Julio López, “el viejo”, como le decían sus compañeros sobrevivió a los campos de exterminio, aguantó sus terribles recuerdos por años hasta que tomó coraje para enfrentar a los militares junto a los demás sobrevivientes. Fue un testigo clave para condenar al genocida Miguel Etchecolatz, brindó testimonio en el primer juicio luego de al anulación de la leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Este 18 de septiembre volveremos a estar en las calles, para seguir reclamando contra la impunidad y el encubrimiento a sus secuestradores por parte del Estado y los gobiernos.

Pasaron 10 años de lucha sin que haya un solo imputado ni condenado, por eso la causa de Julio se ha catalogado como un monumento a la impunidad.

Estaremos este domingo en las calles de La Plata, junto a la Multisectorial de Berisso y Ensenada, agrupamiento de los Organismos de Derechos Humanos y la izquierda que encabezó desde el primer momento la lucha por su aparición con vida. En la Ciudad de Buenos Aires marchamos como parte del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia.

A 10 años de la segunda desaparición de Jorge Julio López

- Pasan los gobiernos sigue la impunidad

- Cárcel común y efectiva a Etchecolatz

- No a las domiciliarias ni absoluciones a los genocidas

- No a la profundización del ajuste y la represión de Macri y los gobiernos provinciales

- No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos

- 30.000 compañeros detenidos desaparecidos ¡Presentes!

Convocatorias

Capital Federal: 18 de septiembre de Congreso a Plaza de Mayo 14.30 h

 

La Plata: Plaza Moreno 16.30 h

La Izquierda Diario