Seis países abandonan asamblea ONU durante el discurso de Temer

El presidente de Brasil Michel Temer aseguró en la ONU que el juicio político que sacó del poder a su antecesora Dilma Rousseff y lo llevó al poder “transcurrió dentro del más absoluto orden constitucional”.

El nuevo presidente brasileño, el conservador Michel Temer, se estrenó en la ONU este martes en Nueva York defendiendo la democracia en su país.

En su discurso en el arranque de la Asamblea General de la ONU, Temer afirmó que el juicio político que sacó del poder a su antecesora Dilma Rousseff y lo llevó al poder “transcurrió dentro del más absoluto orden constitucional”.

Durante su presentación representantes de seis países latinoamericanos: Venezuela, Ecuador, Costa Rica, Bolivia, Cuba y Nicaragua decidieron dejar la sala donde se lleva a cabo la Asamblea.

El canciller ecuatoriano, Guillaume Long, fue el encargado de hacer pública esta acción. A través de su cuenta en Twitter, informó el momento en el que las delegaciones dejaron el lugar.

La presidencia de Costa Rica publicó un comunicado explicando sus razones para abandonar el pleno: “Nuestra decisión, soberana e individual, de no escuchar el mensaje del señor Michel Temer en la Asamblea General, obedece a nuestra duda de que ante ciertas actitudes y actuaciones, se quiera aleccionar sobre prácticas democráticas. Además, no es inusual que todos los Jefes de Estado o de Gobierno no escuchen todos los discursos de sus homólogos y, en este caso particular, el embajador Mendoza, Representante de Costa Rica ante la ONU, permaneció en el escaño de nuestro país durante el mensaje. No nos corresponde referirnos a la motivación de otros países para presenciar o no ese mensaje”.

Temer se refirió en particular a su par colombiano, Juan Manuel Santos, a quien felicitó por llegar a un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

“El acuerdo reciente entre Colombia y las FARC nos permite ver el fin del último conflicto armado de nuestro continente y por ello quiero felicitar al presidente Juan Manuel Santos y a todos los colombianos”, dijo el presidente.

“Brasil está muy dispuesto a contribuir a la paz en Colombia”, añadió el presidente.

Martí Noticias


Temer defiende en la ONU la democracia de Brasil

El nuevo presidente brasileño, Michel Temer, se estrenó en la ONU este martes en Nueva York defendiendo la democracia en su país y felicitando a los colombianos por el acuerdo de paz.

En su discurso en el arranque de la Asamblea General de la ONU, Temer afirmó que el juicio político que sacó del poder a su antecesora Dilma Rousseff y lo llevó al poder “transcurrió dentro del más absoluto orden constitucional”.

La destitución de la presidenta demostró al mundo que “no hay democracia ni estado de derecho en el que las normas no se apliquen por igual a todos, inclusive a los más poderosos”.

Respecto a Siria, cuyo conflicto ha dominado las conversaciones, Temer dijo que “es urgente alcanzar una solución política” y pidió a las partes del conflicto que aseguren el acceso humanitario a la población civil.

“La guerra en Siria sigue siendo fuente de enorme sufrimiento y las mujeres y los niños son sus principales víctimas”, detalló.

Temer se refirió en particular a su par colombiano, Juan Manuel Santos, a quien felicitó por llegar a un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

“El acuerdo reciente entre Colombia y las FARC nos permite ver el fin del último conflicto armado de nuestro continente y por ello quiero felicitar al presidente Juan Manuel Santos y a todos los colombianos”, dijo el presidente.

Brasil está muy dispuesto a contribuir a la paz en Colombia”, añadió el presidente.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo también el martes en el discurso de apertura de la 71ª Asamblea General que la ONU “apoyará al pueblo colombiano en cada paso que dé” y viajará el lunes para asistir a la firma del acuerdo en Cartagena.

El gobierno de Colombia y las FARC sellaron el 24 de agosto un importante acuerdo para poner fin a un conflicto armado que desangró al país durante cinco décadas, con unos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados.

Ese acuerdo deberá ser ratificado o rechazado en un plebiscito que se realizará el 2 de octubre. De acuerdo con los últimos sondeos, un 55,4% de los colombianos apoyaría la aprobación del acuerdo de paz.

El Observador