La jueza Séptimo de Instrucción en lo Penal de El Alto, Ana Dorado, dictó ayer la detención preventiva en la cárcel de Chonchocoro del minero Ever Carvajal Peláez, acusado del asesinato del viceministro Rodolfo Illanes, ocurrido el 25 de agosto en la localidad paceña de Panduro, durante la manifestación de los cooperativistas.

Según el fiscal Elrland Almanza, el acusado se acogió a su derecho de guardar silencio y no declaró de lo que se cree que sabe sobre la muerte de Illanes. Carvajal fue acusado de ser el que desencadenó el asalto al vehículo del viceministro; además de estar cerca de la víctima.

“La teoría del Ministerio Público ha sido plenamente (sustentada) en cuanto a la probabilidad de autoría. En ese entendido, la señora juez ha determinado la detención preventiva en el centro penitenciario de la comunidad de Chonchocoro”, dijo el fiscal Javier Flores. Además, se conoce que en la audiencia de medidas cautelares la defensa del cooperativista minero imputado no pudo desvirtuar el peligro de fuga.

Fiscalía vs. Policía

La Policía emitió ayer un comunicado que catalogó como “infundada y temeraria” la imputación de la Fiscalía por incumplimiento de deberes en contra del excomandante departamental de la Policía de La Paz José Luis Araníbar, que tendrá que declarar hoy por la muerte de Illanes.

Para la Policía: “El coronel José Luis Araníbar cumplió con sus funciones operativo-policiales en el marco normativo legal y técnico.

El manejo apresurado e irresponsable de estas hipótesis atenta contra el principio de objetividad de la ley del Ministerio Público y desvía la investigación hacia una justificación de ese crimen, lo cual facilita la impunidad a los responsables de tan horrendo asesinato”, refiere la nota.

Para hoy, desde las 9:00, se tiene prevista la declaración del coronel Araníbar y su defensa denunció que hasta el momento no se hizo conocer de la ampliación de la investigación para imputar a su cliente.

El Deber