Líderes campesinos de la Coordinadora Nacional Intersectorial accedieron ayer a conversar con representantes del Gobierno, quienes hicieron una nueva propuesta.

El encuentro estuvo liderado por el ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, quien explicó, tras la reunión, que propusieron a los campesinos volver a negociar bajo los términos del acuerdo firmado el 23 de abril, cuyo principal punto era la compra de deudas agrícolas en el sector privado a través del Banco Nacional de Fomento (BNF), con lo que se desechaba la condonación de deudas.

En esa misma línea, informaron la programación de tres mesas de trabajo. La primera, para tratar justamente la compra de las deudas. El encuentro sería el viernes, en el BNF.

La segunda mesa de trabajo trataría exclusivamente el punto de regularización de tierras. Este encuentro sería el martes de la próxima semana, con el titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, quien estuvo presente en la reunión de ayer.

La tercera mesa de trabajo sería con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), y se discutiría en dicha instancia un proyecto de desarrollo productivo.

“Yo creo que van a aceptar volver a la mesa en base al primer acuerdo”, manifestó Baruja, tras informar acerca de la propuesta. Reiteró que “la condonación está fuera de agenda”.

La dirigente Cecilia Quiroga fue la principal vocera tras la reunión, en representación de los campesinos. “Estas propuestas se discutirán ahora con los compañeros que están en los campamentos. Antes del jueves vamos a responder”, manifestó.

Dijo que, por el momento, los labriegos seguirán movilizados y en vigilia en los diferentes puntos establecidos en doce departamentos del país. También en los próximos días decidirán si aceptarán la propuesta del Gobierno y suspenderán su llegada a Asunción.

“El acuerdo (de abril) está sometido a demasiados procesos burocráticos. Nuestros compañeros están siendo atacados por los bancos y financieras privadas; queremos que el Banco Central controle a estos entes que se dedican a la usura”, arremetió luego la secretaria del Movimiento Campesino Paraguayo, una de las organizaciones que integra la Coordinadora Nacional Intersectorial.

Por su parte, la líder campesina Vidalia Benítez, que también participó del encuentro, dijo que el Gobierno no cumplió “ni el 5%” de lo acordado en abril, debido a que se dejó de lado la compra de las deudas, que constituye la mayor parte de las deudas agrícolas, y solo se ocupó de las deudas en el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

Última Hora