En el quinquenio 2008-2013, Centroamérica inyectó una fuerte inversión económica para renovar la infraestructura que tiene un mayor impacto en la actividad económica de los países: transporte, generación de energía eléctrica, telecomunicaciones, así como agua, riego y prevención de inundaciones.

La inversión total de capital de origen público y privado en infraestructura productiva en la región pasó, según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reunidos en el sitio web Infralatam, de $4,869 millones en 2008 a $9,394 millones en 2013.

Esto representa un crecimiento del 92.9 %, impulsado principalmente por las ejecuciones realizadas en Panamá, Costa Rica y Honduras.

De acuerdo con dichas cifras, a 2013 la inversión regional más fuerte se hizo en el campo de la infraestructura para el transporte, con un total de $5,323 millones; seguido de la energía eléctrica ($1,965 millones); las telecomunicaciones ($1,797 millones); y el agua, riego y defensa contra inundaciones ($307 millones).

En el citado período (2008 a 2013), los subsectores que más crecieron porcentualmente en inversión fueron energía (246 %) y transporte (192.8 %), mientras que en telecomunicaciones hubo una disminución del 21.6 %.

A continuación puede ver una serie de información interactiva con los resultados históricos en algunos sectores, según Infralatam.

1

2

3

4

5

El Economista


Informe completo

 

Infralatam