Luego de veinte minutos de iniciada la sesión ordinaria de este miércoles en la Cámara de Diputados y ad portas de que los parlamentarios comenzaran a discutir el proyecto que autoriza erigir un monumento en conmemoración del escritor Pedro Lemebel, en la comuna de Recoleta, el diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, protagonizó unos tensos minutos en el hemiciclo.

En el día en que se cumplen 30 años del atentado contra Augusto Pinochet en septiembre de 1986, el diputado gremialista interrumpió al presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade, para pedir un minuto de silencio en conmemoración a los fallecidos en el incidente.

“Hoy se cumplen 30 años del intento de asesinato de mi general Pinochet donde murieron cinco escoltas. Todos los asesinos están libres, incluyendo el autor intelectual que está aquí adentro…” dijo Urrutia siendo interrumpido por abucheos y gritos de otros parlamentarios presentes

“¡Presidente no corresponde!”, vociferaron algunos legisladores.

Acto seguido, el diputado UDI aseveró: “Quiero pedir un minuto de silencio por los escoltas…”

Frente a esto, Andrade se negó a la solicitud argumentando que “tenemos la norma reglamentaria que los minutos de silencio se piden el día anterior, si usted lo pide para mañana con todo gusto lo examinaremos”.

La acusación de Urrutia hacía referencia al diputado Guilliermo Teillier (PC), quien en esa época ejercía como jefe de la Comisión Militar del PC y estaba encargado de las relaciones con el FPMR. En entrevista con La Tercera, Teillier reconoció que fue uno de los dirigentes que autorizó el atentado a Pinochet pero afirmó que no sabía de los detalles del operativo.

La Tercera