Christiana Figueres anunció este lunes que ha desistido de su candidatura a la secretaría general de las Naciones Unidas (ONU),  debido a la falta de apoyo en el seno del Consejo de Seguridad del organismo, según han revelado las encuestas.

La costarricense hizo el anuncio esta tarde en una conferencia de prensa junto al canciller Manuel González.

“Es conocido de todos que los sondeos que se han hecho en el Consejo de Seguridad nos indican que esta candidatura mía no tiene mucho futuro”, explicó Figueres, quien lamentó que la opción de que una mujer ocupe el alto cargo aún no tiene suficiente apoyo en el seno de la organización.

“Así son las cosas, hay que saber entender las señales que se perciben”, dijo por su parte el canciller González.

Desde hace varias semanas, los sondeos efectuados entre los quince miembros del Consejo de Seguridad eran muy poco favorables a las aspiraciones de Costa Rica, y el Consejo de Seguridad es el organismo que propone a la Asamblea General los nombres de los candidatos.

González dijo que Costa Rica ya había manifestado desde el inicio, incluso antes de postular a Figueres, que apoyaba la idea de que una mujer ocupara la secretaría de la ONU y aseguró que seguirá trabajando en esa línea.

Figueres, quien postuló su nombre en julio pasado, fue la encargada de la negociaciones que en el 2015 condujeron al histórico Acuerdo de París sobre cambio climático, un esfuerzo en que la ONU había fracasado en varios intentos anteriores.