Contexto Nodal
Este domingo 2 de octubre se realizará en Colombia el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz entre el gobierno y las Farc. La pregunta que rige la consulta es: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”. Para que el acuerdo sea aprobado, el SI deberá contar al menos con el 13% del padrón electoral (4.536.992 de votos) y superar en número de sufragios al NO.

Empezó desarme de las Farc

Los Llanos del Yarí, el lugar donde hace una semana se realizó la Décima Conferencia de las Farc, serán testigos de la destrucción del primer paquete de municiones y armas de construcción artesanal que se encontraban en poder de la guerrilla. El evento estará acompañado por integrantes del Bloque Caribe de la Farc, militares que hicieron parte de la subcomisión para el fin del conflicto y representantes de la Misión de Verificación de los Acuerdos, coordinada por Naciones Unidas.

Con este suceso se da inicio al proceso de dejación de armas por parte de las Farc, quienes entregaron a la Misión de Verificación más de dos toneladas de armamentos no convencionales para proceder a su destrucción. Tatucos, morteros artesanales, misiles antiaéreos de fabricación casera, cilindros bomba y hasta municiones construidas en las selvas de Colombia serán detonados controladamente.

La noticia se filtró luego de que el general Javier Flórez, quien lideró el grupo de militares que estuvieron en la mesa de negociaciones haciendo frente al tema del desarme y la desmovilización, explicara que se trata de “aproximadamente siete toneladas de explosivos y otro material”. Sin embargo, el oficial no dijo el día en que se realizaría, aunque aclaró que sería antes del 2 de octubre. El Espectador confirmó que el acto se realizará hoy mismo.

Este es el primer acto de dejación de armas por parte de las Farc y se produce cuatro días después de la firma formal del Acuerdo Final y dos días antes de que los colombianos asistan a las urnas para votar el plebiscito refrendatorio. Precisamente, el acto busca mostrar el compromiso de la guerrilla con el cumplimiento de los acuerdos y hacer favorable el clima electoral de la refrendación ciudadana.

A la primera destrucción de material de guerra construido por las Farc se suma el hecho de que la guerrilla entregó un listado preliminar del número de armas en su poder, que según el propio general Flórez, rondaría por 20.000 fusiles y pistolas. También reveló el alto oficial que la guerrilla entregó un primer listado de sus integrantes y en este se afirma que tendrían 5.765 combatientes.

Ahora, la incógnita es cuántos serán los milicianos, ya que para Flórez, los informes de inteligencia hablan de cerca de 6.000 personas más. Y aunque las dudas sólo se irán resolviendo una vez los acuerdos sean ratificados por la ciudadanía y se inicie el proceso de concentración de las unidades guerrilleras, hoy se cumplirá la primera cita de las Farc con su palabra: la destrucción del primer paquete de armas artesanales.

El Espectador


Farc piden perdón por la masacre de Bojayá

El jefe negociador de las Farc en La Habana, alias Iván Márquez, pidió en nombre de las Farc perdón a la comunidad de Bojayá por la masacre en el 2002 en la que murieron 79 personas al interior de una iglesia a causa de un cilindro bomba.

En el acto público, en el que también participó alias Pastor Alape, la guerrilla hizo entrega del Cristo Negro en homenaje a las víctimas de este episodio trágico.

“Con nuestras almas contritas, pedimos nos perdonen y nos den la esperanza del alivio espiritual permitiéndonos seguir junto a ustedes haciendo el camino que, reconciliados, nos conduzca hacia la era justa que tanto han anhelado los humildes de todos los rincones de Colombia”, afirmó ‘Iván Márquez’ desde la iglesia que fue reconstruida y en la que un centenar de personas resultaron heridas.

El guerrillero señaló que tienden sus manos “jurando que jamás” tuvieron la intención de causar los terribles daños que tanta aflicción ocasionaron a la comunidad de Bojayá.

Cabe recordar que la masacre se produjo durante un enfrentamiento entre el frente 58 de las Farc y el bloque ‘Élmer Cárdenas’ de las Autodefensas que dejó a la población civil de Bojayá, Chocó, y su vecino Vigía del Fuerte, Antioquia, atrapada en medio del fuego.

“Al llegar hasta aquí, con la ofrenda del Cristo Negro de Bojayá, construido por el maestro Enrique Angulo, uno de los más grandes escultores de Cuba, con tanto esmero y devoción, lo hacemos para rendir el más sentido homenaje, más que merecido, a un pueblo sufrido y emprendedor; Y lo hacemos con el convencimiento de que es necesario mantener siempre presentes a las personas queridas que nos quitó la guerra”, enfatizó durante su discurso frente a varias mujeres de la comunidad de Bojayá.

Por último, ‘Iván Márquez’ manifestó su deseo de que “sanen las heridas del alma que son las más profundas” de una “guerra que jamás debió suceder”.

Este es el discurso completo ‘Iván Márquez’ en Bojayá, Chocó

Hermanas y hermanos bojayaseños y del Atrato:

A orillas de este inmenso río que nace como de las venas de su habitantes, y frente a este pueblo precioso como olvidado, que vierte amor pese a sus penas; por su historia nacida en surcos de dolor desde sus manos mestizas, indias y negras; desde sus manos del arado, la pesca y los tambores…; por sus sueños que como pájaros mágicos anidan en los corazones sencillos de su gente, de sus labriegos, de sus pescadores, de sus bogas y cantores; con nuestras almas contritas, pedimos nos perdonen y nos den la esperanza del alivio espiritual permitiéndonos seguir junto a ustedes haciendo el camino que, reconciliados, nos conduzca hacia la era justa que tanto han anhelado los humildes de todos los rincones de Colombia.

Sabemos que el perdón es un asunto íntimo de la conciencia humana, que solo es dable en su absoluta dimensión salvadora y sanadora, si media la sinceridad y el arrepentimiento verdadero, que son dos poderosas razones que nos impulsan para tender nuestras manos de reconciliación al pueblo de Bojayá y hacia todas las personas de estas tierras de esperanza, a quienes pudiéramos haber ofendido de palabra, obra o pensamiento.

Tendemos nuestras manos jurando que jamás tuvimos la intención de causar los terribles daños que tanta aflicción han ocasionado, y lo hacemos con la infinita gratitud que nos da la forma como con tanto desprendimiento de comprensión y sin manchas de rencor y odio, nos han recibido para iniciar la nueva senda de paz que nos hemos trazado.

Al llegar hasta aquí, con la ofrenda del Cristo Negro de Bojayá, construido por el maestro Enrique Angulo, uno de los más grandes escultores de Cuba, con tanto esmero y devoción, lo hacemos para rendir el más sentido homenaje, más que merecido, a un pueblo sufrido y emprendedor; Y lo hacemos con el convecimiento de que es necesario mantener siempre presentes a las personas queridas que nos quitó la guerra.

Ellos y ellas deben estar latentes en cada rincón de la memoria; en cada momento y lugar del porvenir deberán estar los recuerdos de sus voces y sonrisas, de sus hazañas y cuentos, del día a día abnegado de su que hacer pacífico, porque aunque ya no estén físicamente deben pervivir como fuerza moral y espiritual para avanzar hacia la conquista de las mas bellas utopías. Enraizados deben permanecer en el amor y el optimismo de un pueblo, que como el de Bojayá ha sabido dar ejemplo máximo de generosidad y perdón, entregando como el que más, fuerza y esperanza para no desfallecer en la búsqueda de la paz.

Nuevamente perdón infinitamente Bojayá, y que tus palabras de fe en la Colombia Nueva que debe nacer de este momento de culminación de una guerra que jamás debió ser, sanen las heridas del alma que son las más profundas, y que entonces parafraseando al poeta Juan Bautista Velasco, podamos repetir nuestro deseo de que tus canoas puedan bajar alegres por el Atrato regresando la vida; con sus remos seguros y el rumbo cierto, habitando las claras mañanas de la infancia, trayendo los ecos de lo aprendido de los ancestros en la horas tempranas del alma…; y entonces también el lucero de vuestras alegrías regrese por los caminos de la noche, y el sol vuelva a beber tranquilo en las aguas limpias de su cause y mitigue su sed en los largos días del verano; y que cada hombre y mujer puedan retornar por sus corrientes al calor del hogar después de cada rudo combate con la enmarañada selva y después de su vuelta a la luz y al aire desde los socavones umbrosos; y que las risas alegres de sus hermosas mujeres, y el abrazo franco de sus hombres broncos nos hermanen, y sus peces de escamas cristalinas sirvan para hacer la comunión del universo, entre abarcos y cativos, entre los frutos jugosos y las flores preciosas de esta selva fértil; y entonces, bajo el cobijo de las alas de sus aves, reinicie la esperanza arrullada hasta siempre por sus aguas bautismales. Basta ya de los ruidos de la muerte, basta ya!

El País


Más de 300.000 hombres cuidarán votación de plebiscito por la paz

Un parte de “tranquilidad” respecto a la votación del plebiscito refrendatario del Acuerdo Final con las Farc, que se realizará el próximo domingo, entregó este jueves la Registraduría Nacional a los colombianos, tras superar el ataque informático del que fue víctima pasado miércoles.

El registrador Nacional, Juan Carlos Galindo, le dijo a EL TIEMPO que tras el ‘hackeo’ se realizó un “procedimiento adicional” de seguridad informática que puso a salvo la plataforma de la entidad para la votación del domingo.

El funcionario se refirió al incidente que se produjo contra el aplicativo en el que los colombianos consultan su lugar de votación, el cual fue superado en la noche del mismo miércoles.

Desde hace 59 años, los ciudadanos no acuden a las urnas para votar un plebiscito como el que fue convocado para el próximo domingo. La última experiencia sucedió en diciembre de 1957, cuando 4’169.294 ciudadanos aprobaron la reforma de 14 artículos de la Constitución de 1886, entre ellos uno que le abrió camino al Frente Nacional, es decir, la alternancia de los partidos Liberal y Conservador en el poder.

La idea de la votación del próximo domingo es que los ciudadanos manifiesten si avalan o no la terminación del conflicto con las Farc mediante el acuerdo que se logró en La Habana, el cual fue firmado por el presidente Juan Manuel Santos y el jefe máximo de esa organización, Rodrigo Londoño Echeverri, el pasado lunes, en Cartagena.

Para que el mecanismo sea válido, deben votar por el ‘Sí’ 4’536.993 colombianos y superar a los que tomen el camino del ‘No’, es decir, del rechazo a lo pactado en Cuba.

En caso de que el ‘Sí’ triunfe el domingo, el Congreso tramitará las normas necesarias para desarrollar lo pactado y los actuales guerrilleros procederán a entregar sus armas.

Y si gana el ‘No’, según lo ha manifestado el mismo presidente Juan Manuel Santos, será el fin del proceso de paz con las Farc.

Uno de los fantasmas que ha rondado al plebiscito es la posibilidad de que gane la abstención y no se alcancen los 4,5 millones de votos por el ‘Sí’. Para César Valderrama, director de Datexco Company S. A. – Opinómetro, las encuestas que hizo su firma mostraron un aumento paulatino de la participación.

“Cuando empezamos a medir arrancamos en una cifra y esta fue subiendo”, afirmó Valderrama.

Para el experto en opinión pública, la votación del domingo es “compleja”, ya que esta vez no se trata de escoger “una cara o una figura” sino una “política pública de la cual se alega a favor y en contra”.

Esto se traduce en que la jornada del domingo no es una elección como tal, en la que hay candidatos para elegir, sino que se trata de la escogencia entre dos opciones: el ‘Sí’ al Acuerdo Final o el ‘No’.

Desde el punto de vista de la logística, las autoridades han reportado que todo se encuentra listo para el éxito de la votación del próximo domingo.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, anunció este jueves que más de 300.000 integrantes de la Fuerza Pública garantizarán la seguridad durante la jornada del plebiscito.

Seguridad en puestos

Villegas afirmó que con este personal se cubrirán los 10.800 puntos de votación que habrá en el país.

Este operativo se cumple dentro del denominado Plan Democracia, el cual viene siendo presentado desde hace varios días por Villegas, la cúpula de las Fuerzas Militares y el director de la Policía Nacional, general Jorge Nieto, en diferentes regiones.

El ministro confirmó que de estos 300.000 uniformados que cuidarán la votación del domingo, 126.069 son de las Fuerzas Militares, y más de 178.000, de la Policía Nacional.

“Estamos en un proceso electoral que si bien necesita que garanticemos la seguridad –como siempre lo hace y lo hará en el futuro la Fuerza Pública en este Plan Democracia–, hay que garantizar la libertad de acceso de los votantes a sus puestos de votación”, aseguró Villegas.

El funcionario, quien este jueves estuvo en Cali lanzando el Plan Democracia para Nariño, Cauca y Valle, se refirió al ataque registrado este miércoles contra la plataforma de la Registraduría y reconoció que aunque alcanzaron a penetrar un aplicativo, el sistema logró rechazarlos.

“La buena noticia es que tenemos la capacidad suficiente para neutralizar un ataque de semejante tamaño y gravedad. El ataque no fue exitoso y alcanzó a ser rechazado por las alarmas electrónicas. Hoy, nuevamente, la página se encuentra funcionando de manera normal”, dijo el ministro de Defensa.

Por los lados de la Registraduría, el Censo Electoral con el que se realizará el plebiscito quedó en 34’899.945 y fue publicado en el Diario Oficial desde el pasado fin de semana.

Los kits electorales ya fueron enviados a todo el país y a los 64 países en los que los colombianos que residen en el exterior podrán ejercer su derecho al sufragio, este domingo.

La cifra final del costo del plebiscito del domingo quedó en 280.000 millones de pesos, que fue lo que el Ministerio de Hacienda giró a la Registraduría.

Víctimas de violencia apoyan el ‘Sí’

Víctimas de la violencia de muchos años y de diversos actores (paramilitarismo, narcotráfico y guerrilla) suscribieron este jueves un mensaje de apoyo al ‘Sí’ en el plebiscito que se realizará el próximo domingo para refrendar los acuerdos alcanzados en La Habana.

Los 150 firmantes del documento, entre otros Gloria Pachón (viuda de Luis Carlos Galán); Mariela Barragán (viuda de Bernardo Jaramillo); Ana María de Cano (viuda de Guillermo Cano); Miriam Rodríguez (viuda de Carlos Pizarro) y todos los miembros de la familia Galán, anunciaron su respaldo al ‘Sí’ en el mecanismo.

“Los colombianos tenemos la magnífica oportunidad de votar afirmativamente el inicio de la construcción de un país en paz en el cual nos encontremos todos, sin distingos ni exclusiones”, reza la carta.

Refiriéndose a este 2 de octubre, cuando se realizará el plebiscito, los firmantes aseguraron que “ese día los colombianos tenemos una gran ocasión para sentirnos orgullosos de nuestra condición humana y pararnos firmes contra la barbarie de la guerra y contra las ignominias producidas por el odio y el rencor”.

“El destino de Colombia no puede ser la guerra. Este acuerdo es un punto de partida hacia la reconstrucción de una Nación más solidaria y justa, basada en el respeto y en el reconocimiento de que la diferencia y el disenso los podemos resolver sin tenernos que matar”, dice la misiva.

Esta manifestación fue impulsada por el hermano mayor de Luis Carlos Galán, Gabriel Galán, debido a que este jueves el asesinado líder liberal habría cumplido 71 años.

El Tiempo


Santos y Timochenko serían nominados al Nobel de Paz

El acuerdo final de paz firmado por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo comandante de las Farc, Rodrigo Londoño (“Timochenko”) el pasado 26 de septiembre, además de poner fin al conflicto armado que vive desde hace más de 50 años el país, le traería a Colombia el primer Nobel de Paz.

Según la agencia Reuters, el mandatario colombiano y el líder de las Farc podrían ser ganadores y deberían compartir el premio, el cual será entregado este 7 de octubre, en Oslo.

El medio cita al historiador de Premios Nobel, Asle Sveen, quien asegura que por obvias razones “el acuerdo … es uno de los candidatos al premio de la paz más obvios que he visto nunca”.

Sin embargo, aclaró que el triunfo de Colombia en los premios depende de que gane el Sí en el plebiscito por la paz que se votará el próximo 2 de octubre.

Esto pondría a Santos y a Timochenko, en la lista de los 376 candidatos (228 individuos y 148 organizaciones) nominados este año al Nobel de Paz, entre los cuales están el papa Francisco, la canciller alemana Ángela Merkel y una yazidí, Nadia Murad, que logró escapar del Estado Islámico, donde era explotada sexualmente.

El Espectador