El Gobierno de Costa Rica confirmó ayer que el presidente, Luis Guillermo Solís, asistirá el próximo viernes a las Islas Galápagos para firmar con su colega de Ecuador, Rafael Correa, los límites marítimos en el Pacífico, y confía en que esto fortalecerá la relación bilateral.

“Este significativo paso fortalece las relaciones políticas, comerciales, diplomáticas, de cooperación y asistencia mutua”, declaró en un comunicado el canciller de Costa Rica, Manuel González.

El ministro acompañará a Solís a las Islas Galápagos, donde se firmará el Convenio sobre Delimitación Marítima en el Pacífico, el cual tenía 30 años de estar siendo negociado, hasta que en 2014 ambos países alcanzaron un acuerdo.

El Convenio fue firmado el 21 de abril de 2014 en Quito, Ecuador, por los entonces cancilleres Enrique Castillo y Ricardo Patiño, de Costa Rica y Ecuador, respectivamente.

La Asamblea Legislativa de Costa Rica lo ratificó en julio de 2015 y la Asamblea Nacional de Ecuador hizo lo propio el 8 de marzo de 2016.

La Cancillería costarricense explicó hoy que mediante este convenio ambos países podrán aplicar las disposiciones de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), que fomenta la convivencia pacífica en mares y océanos, así como el uso equitativo y eficiente de sus recursos.

“Además de ratificar los profundos lazos de relación bilateral, el Convenio sienta las bases para la presentación conjunta ante las Naciones Unidas de la propuesta de extensión de los límites de sus plataformas continentales más allá de las 200 millas marítimas”, indicó la Cancillería costarricense.

Ecuador, por la posición de las islas Galápagos, mil kilómetros al oeste de las costas continentales, tiene límites marítimos con el país centroamericano por la vecindad con la Isla del Coco, que se ubica a 536 kilómetros de la costa costarricense.

El País