Venezuela rechazó comunicado chileno sobre Braulio Jatar

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó el comunicado emitido por la Cancillería de Chile el domingo 11 de septiembre, cuando el país exigió a Venezuela que se hiciera cargo de la situación del comunicador Braulio Jatar Alonso, director del portal Reporte Confidencial.

La Cancillería venezolana emitió un comunicado oficial para reiterar que las opiniones emitidas por el gobierno chileno eran injerencistas, también “falsos presupuestos y falta de recato diplomático”.

En el comunicado exigen además a la Cancillería de Chile que respete la soberanía venezolana.

También hacen referencia directa al canciller Heraldo Muñoz, quien ha sido el vocero que ha opinado sobre Jatar Alonso por tener nacionalidad chilena y venezolana, e indican que “su inamistoso accionar hacia el gobierno venezolano y desconocimiento al sistema constitucional y legal de nuestro país, obedece a presiones de los sectores más reaccionarios de la burguesía pinochetista y la élite internacional, aliada a la derecha golpista venezolana, y contraria a los intereses de los pueblos de la Patria Grande”.

El Nacional


Comunicado oficial: Venezuela rechaza Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores chileno

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA RELACIONES EXTERIORES

COMUNICADO

La República Bolivariana de Venezuela rechaza el contenido del Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Chile publicado el 11 de septiembre de 2016, en razón de su inadmisible injerencismo, falsos presupuestos y falta de recato diplomático.

El ciudadano venezolano Braulio Jatar Alonso, quien en la Cuarta República sufrió privación de libertad por comisión de delitos graves tipificados en la legislación criminal venezolana, se encuentra procesado en la actualidad por su responsabilidad en delitos de extorsión, fraude, legitimación de capitales y contra el orden constitucional y democrático en Venezuela, entre otros.

Este ciudadano es venezolano, tiene su domicilio en Venezuela, su actividad económica principal la ejerce en Venezuela, y cometió delitos en territorio venezolano. No existe un ápice de interpretación y duda, en el marco del Derecho Internacional Público y Privado, sobre la legislación venezolana aplicable, no sometida a asistencia consular de país extranjero alguno.

El Canciller Heraldo Muñoz, en su inamistoso accionar hacia el gobierno venezolano y desconociendo el sistema constitucional y legal de nuestro país, obedece a presiones de los sectores más reaccionarios de la burguesía pinochetista y la élite internacional, aliada a la derecha golpista venezolana, y contraria a los intereses de los pueblos de la Patria Grande.

La República Bolivariana de Venezuela exige a la Cancillería chilena, apego a las normas internacionales, respeto a la soberanía venezolana y coherencia histórica con los procesos unitarios y de integración suramericana, que se nutren del legado de nuestros Libertadores y mártires. A 43 años del golpe de Estado contra el Presidente Salvador Allende reivindicamos su digna y heroica gesta antiimperialista por la independencia y soberanía de Chile.

Caracas, 12 de septiembre de 2016

Cancillería de Venezuela


Cancillería de Chile: Declaración de Prensa

El Gobierno de Chile rechaza categóricamente el comunicado de la República Bolivariana de Venezuela, emitido hoy 12 de septiembre de 2016, que ataca la decisión de Chile de velar por los derechos del connacional Braulio Jatar, y que, además, anticipa juicios en relación a las imputaciones formuladas contra el Sr. Jatar, las que, en un sistema democrático de derecho, sólo pueden ser dirimidas en el marco de un proceso llevado a cabo ante tribunales competentes, independientes e imparciales, debiendo garantizarse al imputado la presunción de inocencia.

Cabe tener presente que el Sr. Jatar hace más de una semana no ha tenido la posibilidad de contactarse con su abogado, lo que constituye una vulneración adicional a las normas del debido proceso.

El Gobierno de Chile no acepta la aseveración que la preocupación manifestada por la situación de los derechos humanos del Sr. Jatar constituye un supuesto “inadmisible injerencismo” en los asuntos internos de Venezuela. Hoy está suficientemente establecido que la promoción y defensa de los derechos humanos no tiene fronteras, es un asunto de legítima preocupación internacional y, de hecho, constituye una conquista de la comunidad internacional.

Finalmente, el Gobierno de Chile persistirá en su exigencia al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que dé cumplimiento a las garantías aplicables a la detención de toda persona, a las cuales el Gobierno de ese país se encuentra obligado en virtud de los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Cancillería de Chile