El bloqueo aún persiste, aseguró canciller cubano

Bruno Rodríguez Parilla, Ministro de Relaciones Exteriores presentó esta tarde en la sede el Minrex el informe que se debatirá en la ONU y que exige el fin de esa política impuesta por Estados Unidos a Cuba.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla presentó el Informe de Cuba sobre la resolución 70/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, tituladaNecesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, en conferencia de prensa en La Habana.

Durante la lectura del documento que en octubre la Asamblea General de la ONU discutirá por vigésimo quinta ocasión, el canciller afirmó que el bloqueo impuesto por los Estados Unidos persistey que a pesar del pronunciamiento realizado por el Ejecutivo estadounidense hace casi dos años de que debe ponérsele fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba, esta política se mantiene y continúa causando profundas afectaciones a la economía cubana y limitando el derecho al desarrollo del pueblo de Cuba.

“El bloqueo daña al pueblo cubano. Carencias y privaciones son el diario de las familias cubanas. No debe subestimarse el impacto del bloquea para Cuba. Es el principal obstáculo para el desarrollo nacional”, añadió.

“No dejamos de reconocer los progresos entre las relaciones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos pero las afectaciones incluyen, la alimentación, la industria biofarmacéutica, el comercio exterior y la cooperación internacional entre otros”, explico el ministro.

De esa misma forma agregó que no existe sector en Cuba que no sufra las consecuencias del bloqueo, la salud, la seguridad social, los servicios, la educación.

“Por estas razones el gobierno cubano presentará ante la Asamblea General de la ONU, tituladaNecesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, dijo Rodríguez Parrilla.

Entre abril del 2015 y marzo del 2016 los daños del bloqueo a Cuba se han cifrado aproximadamente en 4680 millones de dólares, informó el canciller.

Esa cifra, acotó, incluye los daños por pérdidas por reubicación geográfica de nuestro comercio

El presidente Obama y su Gobierno ha facilitado los viajes a cuba con licencia oficial pero la prohibición de los ciudadanos estadounidense en viajar a la Isla continúa, esto es sin dudas, una violación a los derechos y libertades civiles.

Adicionó que es una pena que se politicen las medidas sobre las telecomunicaciones tomadas por el presidente de EE.UU. para facilitar infraestructuras de intercomunicación directa de compañías norteamericanas a Cuba.

“Es lamentable esta medidas no funcionen mientras esté vigente el bloqueo”, sentenció.

“No hay sector en Cuba que no sufra las consecuencias del bloqueo. La aplicación de esta política afecta los servicios, la salud, la educación, la economía, los precios, los salarios, la alimentación y la seguridad social. No hay elemento en la vida cotidiana del cubano en que no esté presente el impacto del bloqueo”, manifestó.

El ministro de exteriores cubanos también reveló que a los largo de casi seis décadas los daños acumulados por el bloqueo a la Isla ascienden a 753 688 millones de dólares. “Acaso no sería mejor la situación de nuestra economía sin todas estas afectaciones, se preguntó.

El diplomático cubano continúo explicando que a excepción de las telecomunicaciones las inversiones de compañías y hombre de negocios estadounidenses en Cuba continúan prohibidas.

“A pesar de los meses transcurridos de que el presidente Obama durante su visita a La Habana declarará que Cuba pronto podría utilizar el dólar estadounidense en transacciones internacionales, esta negativa se mantiene”, enunció.

“Continúan vigente las insólitas leyes de Comercio con el enemigo, la Ley Torricelliy laley Helms Burton”, manifestó.

Por otra parte Rodríguez dijo que siente un respaldo mayor del pueblo estadounidense en la eliminación de esta política hostil, pero es necesario que el Congreso norteamericano escuche a sus electores.

La máxima instancia de la ONU discutirá el proyecto, no vinculante, que ha contado con el apoyo abrumador de la casi totalidad de sus miembros, en inequívoca condena a una política calificada por la comunidad internacional de obsoleta, hostil e injusta.

Criticó también el programa de Parole desarrollado por la administración norteamericana para profesionales médicos cubanos.

Las medidas promulgadas hasta el momento por la Casa Blanca han dado muestras de su limitado alcance y de lo mucho que el Presidente de EE.UU. aún puede hacer para modificar sustancialmente la aplicación del bloqueo recurriendo a sus prerrogativas ejecutivas.

El 27 de octubre del pasado año la comunidad internacional reunida en las Naciones Unidas manifestó su contundente re­cha­zo a esta política con 191 votos a favor, 2 en contra (Israel y Estados Unidos) y ninguna abstención, sumando 24 vo­taciones en apoyo a la resolución cubana.

Impuesto oficialmente el 3 de febrero de 1962, es decir, en más de 54 años, el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba le ha causado enormes daños humanos y económicos al país, afectando con ello a toda la sociedad cubana.

Granma


Informe de Cuba sobre la resolución 70/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas 2016 – “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”