El presidente de EE.UU., Barack Obama, renovó ayer por un año más la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 que sustenta el bloqueo económico impuesto a Cuba.

A la vez que sobre ese texto se erige el bloqueo económico hacia la isla, que en última instancia solo puede levantar el Congreso, esa prórroga también implica que Obama sigue manteniendo su autoridad y flexibilidad para relajar las sanciones a la isla mediante decretos ejecutivos.

Obama tenía que decidir antes de este 14 de septiembre si prolongaba las sanciones a Cuba bajo la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 al que el entonces presidente John Kennedy recurrió en 1962 para imponer el bloqueo sobre La Habana y que desde entonces han renovado, año tras año, los nueve presidentes siguientes.

Cuba Debate


Bloqueo contra Cuba: la obsoleta política de Washington

Las acciones ejercidas contra Cuba por sucesivas administraciones estadounidenses no se enmarcan en la definición de “Embargo”. Por el contrario, trascienden éste y tipifican como “Bloqueo” al perseguir el aislamiento, la asfixia y la inmovilidad de la nación, con el perverso propósito de ahogar a su pueblo y llevarlo a claudicar de su decisión de ser soberano e independiente.

Desde la Conferencia Naval de Londres, de 1909, es un principio aceptado en el derecho internacional que: “el bloqueo es un acto de guerra”. Pero desde el 3 de febrero de 1962, cuando el presidente John F.Kennedy estampó su firma, los continuos inquilinos de la Casa Blanca, tanto republicanos como demócratas, ratificaron la ilegal política bajo el manido y falso pretexto de que es un “asunto bilateral”.

La Ley Torricelli promulgada en 1992, reforzó las medidas económicas contra Cuba y brindó sustento normativo a la extraterritorialidad del bloqueo. Cuatro años después, en 1996, se puso en vigor la Ley Helms-Burton, con el objetivo esencial de obstaculizar y desestimular la inversión extranjera en la Isla, así como internacionalizar el bloqueo.

El 17 de diciembre de 2014 los Presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama anunciaron la decisión de iniciar un proceso para el restablecimiento de relaciones diplomáticas. Pero como expresó Raúl, eso no quiere decir que lo principal se haya resuelto, “el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba debe cesar”.

En uso de sus prerrogativas ejecutivas, que las tiene, el Presidente Obama anunció algunas medidas para modificar determinados aspectos del bloqueo; pero esa política no ha terminado.

Obama emitió un grupo de regulaciones, ejecutadas por los Departamentos del Tesoro y el de Comercio, para expandir los viajes a Cuba, la posibilidad del envío de remesas y permitir algunas operaciones comerciales, de carácter limitado.

Es verdad que el Congreso es el único que puede decir un día: se acabó el bloqueo a Cuba. Pero, el Presidente Obama tiene posibilidades para vaciar al bloqueo de su contenido fundamental.

Las noticias del 17 de diciembre de 2014 marcan un antes y un después en las relaciones Estados Unidos-Cuba. Es verdad que se ha dado un paso importante, pero queda por resolver lo esencial, que es el cese del bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla, recrudecido en los últimos años, en particular en el ámbito de las transacciones financieras, con la aplicación de enormes e ilegítimas multas contra bancos de diversos países.

Todos los datos indican que una mayoría de los ciudadanos norteamericanos, y aún más amplia de la emigración cubana, favorece la normalización de las relaciones bilaterales. En el Congreso de los Estados Unidos, que convirtió en Ley las disposiciones del bloqueo, también crece la oposición a esta política.

Pero, el mundo también debe conocer que para mejorar las relaciones con los Estados Unidos, la nación cubana jamás renunciará a las ideas por las que ha luchado durante más de un siglo y ha corrido los mayores riesgos.

Radio Rebelde


Denuncia Josefina Vidal nuevos ejemplos del bloqueo a Cuba

Desde Cuba no se puede acceder a decenas de sitios norteamericanos en Internet, afirmó desde su cuenta de Twitter Josefina Vidal, Directora General para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Según la diplomática cubana, algunas de las negativas ocurren al intentar descargar programas para el desarrollo de softwares, productos de Adobe u otras herramientas, e informaciones para aplicaciones móviles o de seguridad informática.

Como vocera del sitio www.cubavsbloqueo.cu denunció estos y otros sucesos que dañan el desarrollo social, económico e intelectual del país, amparados por las leyes, regulaciones y órdenes ejecutivas impuestas por la Casa Blanca.

Vidal socializó en las redes la votación en tiempo real que desarrolla dicho portal web, donde hasta ahora suman 2 mil 597 los usuarios en contra de las restricciones norteamericanas impuestas oficialmente el 3 de febrero de 1962.

En el Informe de Cuba Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba el Canciller cubano Bruno Rodríguez imputó que esa política genocida y sus consecuencias “dañan al pueblo cubano” y tienen “extraordinarias connotaciones éticas”.

La comunidad internacional respalda a la nación cubana y rechaza cada año la brutal política emprendida en su contra. El próximo 26 de octubre se desarrollará la vigésimo quinta votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas para exigir el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos a la Isla.

Radio Rebelde