DECLARACIÓN DE LOS PAÍSES DEL ALBA-TCP RESPALDANDO AL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y A SU LEGÍTIMO PRESIDENTE, NICOLÁS MADURO MOROS

En nombre de los Países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Antigua y Barbuda; Estado Plurinacional de Bolivia; República de Cuba; Dominica; República de Ecuador; Granada; República de Nicaragua; San Cristóbal y Nieves; y San Vicente y Las Granadinas, denunciamos que la República Bolivariana de Venezuela es objeto de una campaña mediática, sin precedentes, que busca desprestigiar la obra humanista iniciada por el Presidente Hugo Chávez Frías y continuada por el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros.

Esta campaña pretende desconocer los inocultables logros de la Revolución Bolivariana en todos los órdenes y, particularmente, en el ámbito de los derechos humanos.

En Venezuela se disfrutan los derechos humanos como nunca antes en la historia.

Quienes promueven esta campaña utilizan, de manera selectiva y políticamente motivada, el tema de los derechos humanos, con el propósito de confundir a la opinión pública mundial y, así, crear las condiciones para desestabilizar la democracia participativa y protagónica que existe en Venezuela. Y no descartan, incluso, intervenir militarmente en la patria de Bolívar.

Ante esta arremetida en contra del Gobierno Bolivariano y del pueblo venezolano, los países del ALBA denuncian que está en marcha un plan intervencionista que pretende socavar los fundamentos de un país que hoy levanta con hidalguía las banderas de la soberanía y la autodeterminación de los pueblos.

Llamamos a los Gobiernos y pueblos del mundo que aman la paz y procuran que reine la justicia, la igualdad y la solidaridad entre las naciones, a que -en esta hora-, se brinde respaldo solidario a Venezuela y a su legítimo Gobierno, al tiempo que los exhortamos a que no se presten a esta burda campaña contra Venezuela.

Denunciamos los intentos de utilizar el Consejo de Derechos Humanos para socavar la democracia en Venezuela e intervenir en los asuntos internos de una nación libre e independiente.

Demandamos el pleno respeto a la soberanía de Venezuela, con base en los principios de la no injerencia en los asuntos internos de los Estados y en la libre autodeterminación de los pueblos, en su derecho a ejercer el sistema constitucional, político, económico y social que su pueblo se ha dado.

Manifestamos nuestro más firme respaldo al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro Moros, que procura, en esta hora de la historia, y mediante el diálogo político, superar los desafíos que hoy encara Venezuela.

Ginebra, 28 de septiembre de 2016

ALBA TCP