Contexto Nodal
El 24 de abril de 2013 el gobierno de Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya una demanda para exigirle a Chile la negociación de una salida soberana al mar. Chile cuestionó la competencia del tribunal pero el 24 de septiembre de 2015 la CIJ se declaró competente para continuar evaluando el reclamo. Bolivia perdió 400 kilómetros de costa, su única salida al mar y 120 mil km2 de territorio en la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883).

Bolivia tiene 6 meses para replicar a Chile

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya notificó ayer Bolivia y Chile las nuevas fechas del juicio sobre la demanda marítima. El país debe presentar la réplica hasta el 21 de marzo de 2017; mientras que Chile tiene fijado el 21 de septiembre, del mismo año, para la dúplica.

En tanto, el agente de Bolivia ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, señaló a Los Tiempos que no comparte el criterio del canciller chileno Heraldo Muñoz, quien criticó al presidente Evo Morales por mencionar el litigio en la asamblea de la ONU, calificando como “falta de respeto” a la CIJ porque serían asuntos de “exclusividad” de ese Tribunal. Rodríguez aclaró que el asunto no ha quedado “embargado” por el sólo hecho de la presentación de la demanda ante la CIJ. Explicó que la ONU y La Haya “son foros distintos pero no incompatibles”.

El agente de Chile, José Miguel Insulza, dijo ayer que el discurso de Morales fue “impropio” y aseguró que la presión “por vía diplomática no es muy bien vista”.

Rodríguez Veltzé indicó que cuando el presidente Morales invita una vez más al diálogo a Chile para poner fin al litigio marítimo, “lo hace en un foro político destinado precisamente a que los dignatarios de Estado expongan los temas que son de interés de la comunidad internacional, y el caso entre Bolivia y Chile, ciertamente lo es”.

Agregó que tampoco puede insinuar que el tema ha quedado “embargado” por el sólo hecho de la presentación de la demanda ante la CIJ. Resaltó que “son foros distintos pero no incompatibles, es más, el propio Reglamento de la Corte prevé que los Estados que son parte de un proceso pueden en solicitar la suspensión o terminación del mismo por acuerdos bilaterales, cosa que ha ocurrido en algunas ocasiones”.

El Agente señaló que la presentación de las memorias y la segunda ronda de alegatos, además de las audiencias orales forman parte del procedimiento previsto en el Estatuto y Reglamento de la CIJ.

A Bolivia le resta un poco más de cinco meses para que presente la réplica ante el Tribunal de La Haya. Sin embargo, el agente boliviano señaló que el trabajo del equipo nacional e internacional de Bolivia es continuo y se encuentra enfocado en los argumentos que fortalezcan la demanda y desvirtúen aquellos presentados por Chile en su Contra Memoria.

Hace algunas semanas, Rodríguez Veltzé señaló que la preparación de los argumentos de Bolivia para la próxima etapa procesal (la dúplica) requiere precisiones y contrastes que expresidentes y excancilleres facilitaron a una fracción del equipo jurídico que se trasladó a Santa Cruz y La Paz. “El contenido de estas conversaciones es útil por tratarse de testimonios de primera mano sobre las relaciones entre Bolivia y Chile en diferentes gestiones, su contenido es aún reservado”.

El pasado 14 de septiembre, Eduardo Rodríguez Veltzé y su par chileno, José Miguel Insulza, se reunieron, por 30 minutos, con el presidente de la Corte Internacional de Justicia, Ronny Abraham, y en el encuentro se definió una nueva etapa en la demanda marítima. Bolivia y Chile expresaron su acuerdo en una segunda fase escrita del juicio.

Morales escribió ayer en su cuenta de Twitter: “Ni las invasiones del pasado o del presente, tampoco el incumplimiento de compromisos, son bien vistos por la comunidad internacional”.

INTERVENCIÓN DE MORALES PROVOCA REACCIÓN EN CHILE

Las referencia del presidente Evo Morales a la demanda marítima durante su intervención ante la plenaria de la 71º asamblea de la ONU para pedir a Chile “poner fin a uno de los conflictos más largos de la historia latinoamericana”, no sólo provocó la reacción del canciller chileno Heraldo Muñoz, sino también, indujo al agente chileno, José Miguel Insulza a responder.
Muñoz dijo que los dichos de Morales en la ONU son una falta de respeto a la Corte Internacional de Justicia (CIJ). A lo que el presidente Evo respondió mediante su twitter: “Faltar el respeto a la Corte Internacional de Justicia es desconocer su competencia en la solución pacífica de controversias”.

Por su parte, Insulza calificó de “impropias” las declaraciones. “Esta dualidad puede jugar en contra a Bolivia. Lo que se llama la presión por vía diplomática no es muy bien visto, ni en la corte ni en ningún organismo internacional”, dijo.

Por su parte, el diputado Jorge Tarud, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores, hizo un llamado al Gobierno de Chile a informar a dicha Corte sobre “las permanentes transgresiones” que realiza el mandatario boliviano ventilando su demanda en organismos y foros internacionales.

Los Tiempos


Insulza afirma que discurso de Evo Morales en la ONU fue “impropio”

El agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, José Miguel Insulza, criticó este jueves el discurso del Presidente boliviano, Evo Morales, en la Asamblea General de la ONU y aseguró que la presión “por vía diplomática no es muy bien vista”.

“Nos parece impropio (…) Si usted va a la Corte de Justicia a plantear un tema, no lo plantea en la Asamblea General (…) Esta dualidad le puede jugar en contra a Bolivia”, dijo Insulza en una entrevista en Tele13 radio.

“Lo que se llama la presión por vía diplomática no es muy bien visto, ni en la corte ni en ningún organismo internacional”, añadió el también ex secretario general de la OEA.

Morales dijo el miércoles en la tribuna de la ONU que en 1879 el litoral boliviano fue invadido por militares chilenos y trasnacionales inglesas para apoderarse de las riquezas naturales existentes.

El Mandatario sostuvo que Chile se comprometió a negociar con su país la restitución de su cualidad marítima, argumento base de la demanda que La Paz presentó ante la CIJ y que es rechazado por Chile.

Para Insulza tanto la Asamblea General como la CIJ son órganos “principales” de las Naciones Unidas, por lo que haber presentado el asunto en ambos lugares es “grave”.

“Va a haber una respuesta de la cancillería chilena, por escrito. No se le va a dar gran vuelo a esto, pero es muy molesto que se pasen a llevar normas tradicionales del sistema de solución de controversias”, anunció.

Descartó además que la cancillería chilena esté “bolivianizada” y aseguró que ésta “tiene muchos temas, en cambio Bolivia persiste siempre sobre uno solo”.

“Replicamos y replicamos con tranquilidad y firmeza. No nos vamos a pelear con ellos, no les agredimos y no hemos dicho de ellos ni la centésima parte de las cosas que han dicho de nosotros”, sentenció.

La Nación