Una misión de técnicos del Fondo Monetario Internacional comenzará a trabajar hoy para auditar las cuentas nacionales en el marco del Artículo IVº del estatuto del organismo, tras más de diez años de sin esos monitoreos.

Los técnicos mantendrán una serie de encuentros con funcionarios oficiales, economistas privados, banqueros para elaborar un diagnóstico sobre la economía argentina. Luego recomendarán las recetas del organismo, las mismas que llevaron al país a la crisis de 2001-2002.

“Los informes suelen incluir un resumen de la situación de la economía, una enumeración de los riesgos y sugerencias de políticas. En ningún caso, estas recomendaciones son vinculantes para el país miembro”, aclaró el Ministerio de Hacienda y Finanzas en un comunicado. La misión técnica permanecerá en el país hasta fin de mes, luego elaborará un informe final que será presentado a la directora gerente de esa entidad, Christine Lagard, quien después lo elevará al directorio ejecutivo del FMI para su discusión.

La elaboración de las auditorías del FMI se interrumpió en 2006 tras la decisión del expresidente Néstor Kirchner de cancelar en efectivo la deuda que la Argentina mantenía con el Fondo por casi 10.000 millones de dólares, en una decisión que buscaba mayor autonomía para manejar la política económica. Los resultados de la nueva auditoría sólo serán publicados a pedido del gobierno argentino, un punto sobre el cual la administración Macri aún no se ha pronunciado.

Agencia Digital de Noticias