Un muerto sigue al frente del Congreso de Nicaragua

La Asamblea Nacional de Nicaragua (Parlamento) extendió por cuatro meses el mandato de su presidente, el sandinista René Núñez Téllez, quien falleció el pasado 10 de septiembre.

La decisión “simbólica” la tomó por unanimidad el pleno de la Asamblea Nacional, compuesto por diputados sandinistas y sus aliados.

“Dicha resolución fue aprobada por la capacidad de diálogo y consenso permanente que mantuvo el ingeniero Núñez Téllez en la Asamblea Nacional, y por considerársele el impulsor de la modernización de este poder del Estado”, dio a conocer el Legislativo en un comunicado.

El presidente de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro, afirmó que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional trabajará bajo la coordinación de su vicepresidenta, Iris Montenegro, del FSLN, y que el cargo de Núñez Téllez no será ocupado hasta la nueva legislatura, que iniciará en enero de 2017.

La designación del presidente parlamentario fue considerada como “una decisión práctica” por el diputado aliado del FSLN Wilfredo Navarro, puesto que Montenegro realizaba funciones de presidente desde enero pasado, cuando una afección pulmonar mermó las capacidades del titular.

Núñez Téllez fue ministro de la Presidencia durante el primer Gobierno de Daniel Ortega (1985-1990) y desde enero de 2007, con el retorno de los sandinistas al poder, estaba al frente de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional.
Fallecido a los 69 años de edad, también fue titular del Congreso en 2005 durante la Administración de Enrique Bolaños (2002-2007), gracias a un acuerdo entonces con los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, que dirige el exmandatario Arnoldo Alemán (1997-2002).

La Prensa