El gobernador Alejandro García Padilla sostuvo ayer una reunión con funcionarios en la Casa Blanca con el propósito de que el Ejecutivo federal apoye el interés de Puerto Rico de insertarse en la corriente comercial que ha surgido tras el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, se informó mediante comunicado de prensa.

Según La Fortaleza, el gobierno del Estado Libre Asociado está en proceso de obtener una licencia para operar una oficina comercial en Cuba para así promover el intercambio económico e inversión entre las dos islas hermanas.

Se indicó que tras la apertura económica de Cuba y la normalización de relaciones con Estados Unidos, el primer ejecutivo y su equipo han mantenido un dialogo constante con funcionarios del gobierno cubano y la Embajada de Estado Unidos en Cuba con el fin de capitalizar las oportunidades comerciales existentes en la región caribeña. Las reuniones que sostuvo el primer ejecutivo en el marco de la cumbre de la Asociación de Estados del Caribe, el pasado mes de junio, sirvieron de igual forma para establecer tanto el interés de Puerto Rico por abrir esta nueva oficina comercial en territorio cubano, como el interés de Cuba de que estos planes puedan concretarse en beneficio de ambos países y con el aval del gobierno estadounidense.

La reunión en Casa Blanca en esta ocasión, aunque incluyó la discusión de otros temas, giró en torno a las conversaciones previamente sostenidas por García Padilla en Cuba.

“Cuba representa un mercado potencial significativo para compañías puertorriqueñas de diversas industrias. La apertura de una oficina comercial en La Habana aumentaría las oportunidades de negocios para nuestros empresarios, proveyéndoles recursos e información que de otra manera no tendrían disponibles y conectándoles con potenciales clientes, socios de negocio y representantes industriales. En Cuba ya hay empresarios puertorriqueños y queremos facilitarles los procesos, tal y como ya se hace en otros países donde contamos con oficinas comerciales que han resultado cruciales en el crecimiento del comercio entre ambos países”, manifestó el gobernador.

El mandatario confía en que esta nueva oficina será una realidad prontamente y que la misma podrá, junto a la embajada de Estados Unidos en Cuba, comenzar a coordinar esfuerzos productivos, tal y como ha sucedido con las oficinas que se han abierto en República Dominicana, Panamá, Colombia y Perú.

Primera Hora