Presidente de Ecuador alerta sobre “arremetida feroz” para destruir los procesos progresistas

El jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa, alertó este sábado la arremetida sobre la región de una “ofensiva internacional” a la que denomina el nuevo ‘Plan Cóndor’, que tiene elementos más sutiles en su misión de destruir a los gobiernos progresistas de América Latina.

Dijo que en la actualidad son inaceptables los golpes de Estado sangrientos, las botas y tanques (en referencia a la milicia) que se utilizaron en los años 70 para someter a los países, pero que ahora, en cambio, se financia la guerra ideológica para “mantener un acoso mediático, económico y para boicotear la integración regional, en menosprecio a la democracia”.

“Estamos frente a una arremetida feroz no solo para parar los procesos progresistas sino para destruirlos (…) No hay límites ni escrúpulos, miren lo que está pasando en Brasil y en Venezuela, se trata de golpes parlamentarios, de la judicialización de la política y también está pasando con Lula (Da Silva, expresidente brasileño) y con Cristina (Fernández, ex presidenta de Argentina)”, subrayó.

Correa aseveró que la izquierda no está muriendo porque “nuestros pueblos son la frágil y humilde arcilla que con el fuego (ataques) se endurece y fortalece”.

Indicó que la situación económica que soporta el país, producto de shocks externos como la caída del precio del petróleo, la apreciación del dólar, el pago a transnacionales por fallos internacionales, y un terremoto que dejó pérdidas por 3.300 millones de dólares; es caldo de cultivo para la arremetida de la derecha.

“Nos han hecho tanto daño, el año pasado en los meses más difíciles de la economía, riegan el rumor de un feriado bancario y de que se acabará la dolarización, un boicot económico sin miedo”, recordó en entrevista con Telesur.

Dijo que pese a ese ataque, Ecuador ha logrado sortear las dificultades económicas y si manejó bien la economía durante la época de vacas gordas, lo hizo mejor en la época de vacas flacas; defendió, entonces, el modelo económico.

Nicaragua, Bolivia y Ecuador son una muestra clara de cómo el socialismo ha duplicado el PIB y pasaron de ser los países más equitativos de la región junto a Uruguay y Venezuela. “No hay mayor justicia social que la eficiencia, el resto es pura propaganda”, apuntó.

Es curioso, afirmó, que los países progresistas de la región sean los que sufran estos ataques y nuevas formas de desestabilización sobre nuestros pueblos. “Nos llaman autoritarios y dictadores solo porque no seguimos los lineamientos que desde el norte se nos quieren imponer”, añadió el mandatario desde Isla Margarita en dónde participó en la XVII Cumbre del Movimiento de los Países No Alineado (MNOAL).

En este sentido, cuestionó a la Organización de Estados Americanos (OEA) por convocarse para analizar si aplican a Venezuela la Carta Democrática, pero mantuvieron silencio frente al golpe parlamentario en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff.

“La OEA volvió a ser el ministerio de las colonias. No nos representa, necesitamos instancias propias para resolver nuestros problemas, no tiene sentido ir a Washington, por eso la esperanza en Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), en nuestros propios foros”, enfatizó el mandatario.

Propuesta de Ecuador sobre paraísos fiscales se incluyó en la declaratoria de la Cumbre

El mandatario ecuatoriano se mostró satisfecho por la inclusión de su propuesta de lucha contra los paraísos fiscales en la declaratoria de la Cumbre.

Reconoció que no fue tan fácil lograr el apoyo ya que en Mnoal hay países que son paraísos fiscales. De todas maneras, dijo, lo importante es lograr mínimos comunes, como en el caso de la propuesta de democratizar la Organización de Naciones Unidas (ONU). “Eso nos mantiene cohesionados”, agregó.

Sobre su iniciativa de consultar al pueblo para la aplicación de un “pacto ético” explicó que la idea es prohibir que un candidato o cualquier funcionario público que tenga dinero o empresas en paraísos fiscales puedan ejercer cargos públicos.

La consulta que se aplicará un año después de los resultados, no impide la participación de ningún candidato para los comicios electorales de 2017. “Hay un candidato que desde ya se victimiza y dice que es persecución, él puede participar perfectamente”, anotó.

La consulta popular prevé realizarse el mismo día de las elecciones presidenciales en febrero próximo.

Andes