Morales responde a Insulza y afirma que condicionar el diálogo sobre el mar ‘no es señal de buena fe’

El presidente Evo Morales afirmó que cualquier condicionamiento que ponga el gobierno de Chile a la predisposición boliviana de diálogo sobre la demanda marítima “no es una señal de buena fe” en respuesta al agente José Miguel Insulza, quien afirmó que un “diálogo formal” puede encararse si es retirado el proceso instaurado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Cualquier condicionamiento del gobierno de Chile no es señal de buena fe para el diálogo”, respondió Morales, quien el jueves propuso a la administración de Michelle Bachelet iniciar un diálogo sobre la demanda marítima para evitar enfrentar una nueva derrota, como ocurrió con Perú, en el juicio internacional.

La respuesta no tardó e Insulza fijó el mismo jueves una condición: “ Si el presidente Morales quiere un diálogo formal sobre el tema de la solicitud de una salida soberana al mar, tendría que retirar la demanda que tiene o pedir que se suspenda, y ahí veremos qué se hace”, afirmó en una entrevista concedida a la cadena internacional CNN, filial Chile.

Chile perdió en 2014 un juicio instaurado por Perú y tuvo que ceder mar territorial.

Morales respondió al condicionamiento a través de su cuenta de Twitter y afirmó que son tiempo de la razón. “NO estamos en tiempos de la razón o la fuerza, estamos en tiempos de la fuerza de la razón”, sostuvo.

La demanda interpuesta en la CIJ busca que Chile honre sus compromisos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al Pacífico. Insulza y su colega boliviano Eduardo Rodríguez acordaron una nueva fase escrita en la demanda.

La Razón


Heraldo Muñoz: Chile enfrenta escenario “más positivo” en demanda boliviana en La Haya

Tres años después de que Bolivia presentara ante la Corte de La Haya su demanda marítima, Chile enfrenta un escenario “más positivo” que en ningún caso le obligará a ceder territorio, afirmó el canciller Heraldo Muñoz.

Tras las presentaciones de los argumentos escritos de Bolivia y Chile, la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) afirmó que su sentencia definitiva tendrá que ver sólo con “una eventual existencia de una obligación jurídica de negociar“, aseveró Muñoz en una entrevista difundida este domingo por el diario El Mercurio.

La sentencia final de la CIJ no se pronunciará sobre “si Bolivia tiene derecho a un acceso soberano ni tampoco, en caso de que existiese esa obligación (a negociar), cuál debe ser el resultado. Enfrentamos un escenario más positivo“, expresó Muñoz.

Bolivia presentó la demanda ante la CIJ en el 2013 intentando resolver su centenaria exigencia de una salida al mar tras la guerra librada a fines del siglo XIX. Mientras que nuestro país argumenta que las consecuencias del conflicto fueron zanjadas en un Tratado de Paz que suscribió con Bolivia en 1904.

Los agentes de ambos países solicitaron el martes a la CIJ una segunda ronda de alegaciones escritas y un posterior cronograma de argumentación oral.

“Enfrentaremos lo que viene con serenidad, sabiendo además, que hemos presentado una contramemoria contundente en términos históricos y jurídicos”, afirmó Muñoz.

Nuestro país presentó en junio pasado otra demanda ante la CIJ para que dirima si el cauce del río Silala tiene un curso natural hacia su territorio desde su nacimiento en Bolivia, o si fue desviado artificialmente como aseguran las autoridades bolivianas.

Biobio