El presidente Jimmy Morales reiteró ayer su determinación de agotar la vía del diálogo como opción para solventar los focos de conflictividad en el país, pero no descartó recurrir al uso de la fuerza para hacer cumplir la ley, especialmente ante bloqueos de carreteras.

Advirtió que su gobierno ya ejecutó desalojos y citó como ejemplo el caso de Samuc Champey y recordó que éste se cumplió “con éxito”, porque “privilegiamos el proceso de diálogo” frente a los grupos inconformes, dijo durante una entrevista en el programa “El cuarto poder”, por radio Mega, con el conductor Luis Enrique Cruz.

El mandatario recordó que su Gobierno, que se inició en enero, encontró un mapa con 1.730 conflictos de diversa índole.

Citó el caso del conflicto que se registra en el Valle del Polochic, en el norteño departamento de Alta Verapaz, el cual data de 2011 y que incluso registra muertes. El entrevistador advirtió que a éste “nadie le ha entrado” y el presidente dijo que “nosotros lo vamos a hacer”.

Al volver al tema del diálogo, el mandatario dijo que “desalojamos Samuc Champey con tres agentes de la Policía Nacional Civil heridos de bala, pero ni un civil lastimado” y valoró que el desalojo se cumplió con “éxito”.

Entre otros casos de conflictividad que enfrenta recordó los que se registran en San Mateo Ixtatán, en Huehuetenango, y el existente entre Tajumulco e Ixchiguán, en San Marcos.

El Presidente dijo que estos focos de conflictividad se suman al problema de la violencia que afecta a los guatemaltecos y destacó la disminución del cinco por ciento de los homicidios por cada 100.000 habitantes en los ocho meses de su administración. También destacó que “hemos desmantelado 60 bandas de extorsionistas, y del crimen organizado”.

Reconoció que “tenemos una fuerza disminuida” y recordó cómo un día después de los sucesos violentos en la Granja Penal de Pavón en los que murió el reo Byron Lima, junto a otros 12 reos y una modelo argentina, hubo en el país 19 bloqueos el mismo día.

Explicó que esto ocurrió por la necesidad de movilizar 5.000 agentes de la PNC para recuperar el control de ese penal con 2.500 reos.

“¿Cómo cumplir un plan de logística sin suficiente recurso humano? En esto trabajamos”, para resolver las limitaciones, explicó

El mandatario dio cuenta que de los 1.730 puntos de conflicto, su administración ya logró resolver 400, pero reconoció que “nos quedan 1.300 por solucionar”.

En el caso del Valle del Polochic, explicó que tuvo oportunidad de hablar esta semana con representantes de la Cámara del Agro y que eso le permitió intercambiar información, porque “quizá mucho de lo que pasa es falta de información”.

“Hemos hablado con todas las organizaciones que generaron la mayor parte de bloqueos. Fueron el 10 por ciento de los sindicatos de maestros y algún grupo del sindicato de Salud, inconformes por una circular relacionada con nuestro deber de garantizar la calidad del gasto”, indicó.

Agregó que, ante el llamado al diálogo, accedieron a sentarse a la “mesa técnica” con el ministro de Educación y la ministra de Salud. “Discuten ahí los temas que quieren que se resuelvan en ambas carteras y se logró que esas entidades dejaran de hacer bloqueos”, comentó.

Finalmente, el Presidente se refirió al bloqueo realizado la noche del martes por habitantes de un área vulnerable a desastres naturales de la zona 6.

Explicó que entre los pobladores hay grupos que están de acuerdo con las soluciones propuestas para ser trasladados a un albergue, pero advirtió que existe un grupo que está desestabilizando. “Anoche se logró pedirles que no lo vuelvan a hacer, porque vamos a tener que utilizar la fuerza”, advirtió.

Agencia Guatemalteca de Noticias