Unas 210 familias campesinas del Valle del Aguán, caribe de Honduras fueron reprimidas brutalmente por guardias privados cuando procedían a recuperar tierras, informó ayer la Plataforma Agraria.-

A través de un comunicado, se detalló que este grupo de personas estaba recuperando tierras que fueron supuestamente adquiridas de manera ilegal por el terrateniente Reinaldo Canales, cuando fueron interceptados por los guardias y procedieron a atacarlos.

Los miembros de la cooperativa campesina “Ebenezer” de Trujillo, denunciaron que alrededor de las cinco de la mañana del pasado miércoles fueron agredidos, por lo que dos mujeres y dos menores de edad resultaron con heridas y fueron trasladados a un hospital de la localidad.

Una de las afectadas, identificada como Reina Figueroa, recibió una herida de bala en la pierna derecha y se encuentra recibiendo atención médica. En tanto, la campesina Gregoria Hernández recibió varios golpes y dos menores recibieron fuertes golpes en la cara y otras zonas corporales.

Los afectados aseguraron que los guardias de Canales actuaron con extrema brutalidad, por lo que denunciaron el incidente ante organizaciones defensoras de derechos humanos a fin que se les pueda atender.

Confidencial HN