El Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), alertó a la comunidad nacional e internacional la situación de riesgo inminente que viven integrantes del pueblo indígena Tolupan de la tribu de San Francisco, Locomapa, del departamento de Yoro.

Según la organización producto de las amenazas de quitarles la vida, un grupo de defensores indígenas Tolupanes, se han visto obligados a abandonar de sus hogares, para protegerse.

Se trata de los defensores Ramón Matute, Celso Cabrera, Santos Matute, Jamil Matute y la defensora Consuelo Soto, quienes son beneficiarios y beneficiarias de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

De acuerdo al MADJ, “el día miércoles 21 de septiembre, en horas de la tarde se llevó a cabo una reunión entre el consejo directivo y el consejo preventivo de la tribu de San Francisco, Locomapa, Yoro. En dicha reunión, los integrantes del consejo directivo rompieron el convenio de entendimiento que garantizaba la protección del territorio indígena Tolupan, debido a que, el mismo consejo directivo es parte de la venta del territorio y los bienes naturales de la comunidad”.

Los defensores acusan al consejo directivo de entregar el territorio indígena y de actuar en contubernio con los empresarios de la zona, quienes habrían realizado amenazas contra la vida y la integridad física de los defensores indígenas.

Desde MADJ exigen “al Estado de Honduras y a Juan Orlando Hernández, que asuman el papel que les corresponde en la implementación de las medidas Cautelares y garantice la integridad física” de sus compañeros y compañeras indígenas tolupanes y lo responsabilizan de cualquier acción violenta que se ejerza contra los indígenas Tolupanes de la tribu de San Francisco de Locomapa.

Conexihon