MUD no avalará normas del CNE ni abandonará el revocatorio

Llegó el día. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) revelará hoy la estrategia acordada con todos los actores políticos de la coalición, y consultada en los últimos tres días con diferentes fuerzas del país, para hacer frente a las condiciones impuestas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para la recolección del 20% de las firmas del registro de electores para activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

El tono de la proclama en el acto de masas previsto para este lunes se vislumbra combativo. El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, adelantó que el bloque y el pueblo “ni avalarán condiciones inconstitucionales, ni abandonarán la lucha por el referendo revocatorio (RR) en 2016 , ni se va a dividir.”

Lo dicho alude al anuncio del CNE que establece que el acopio de rúbricas debe hacerse proporcionalmente por estados, es decir, en cada entidad se debe recoger 20% de los votantes inscritos, y no a escala nacional; mientras que se estipuló la habilitación de 5 mil 392 captahuellas, y se fijó para el primer trimestre de 2016 la realización del referendo.

Aunque se da por descontado que la MUD continuará en su intento de ejecutar el revocatorio, pues así lo traslucen las declaraciones de diversos voceros y del propio Torrealba, poco han anticipado de cuál será la ruta que seguirá para presionar la rectificación del CNE.

El representante de la MUD ante el Poder Electoral, Vicente Bello, ha sido el único en adelantar que la coalición se propone ejercer acciones legales y de calle. Ventiló que se denunciará la regionalización del proceso de recolección de firmas ante instancias nacionales e internacionales.

Consenso

Durante la reunión con las direcciones regionales de la MUD, Torrealba ratificó que el camino a ser anunciado hoy cuenta con el más amplio consenso dentro de la MUD.

Admitió que se “está en un momento delicado“, pero señaló que lo hecho por la oposición tiene “al gobierno contra la pared“, ya que tras carecer de respaldo interno y perder el internacional, ha decidido “incendiar el paraguas constitucional” al hacer que “las rectoras pesuvistas del CNE inventan una circunscripción regional”.

Reiteró que la ruta que será marcada hoy tiene tres puntos de consenso: no aceptar las condiciones inconstitucionales, no enterrar el revocatorio y que la oposición no se divida.
El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Enrique Márquez, enfatizó que el anuncio del ente comicial ha causado un rechazo importante, por lo que con las consultas de este fin de semana buscan no sólo unidad dentro de la MUD, sino con todos los sectores.

Al valorar las condiciones del CNE, la exrectora Sobella Mejías, cree que este “incurrió en una clara extralimitación de sus atribuciones“, ya que la circunscripción para una elección presidencial es nacional, pero está imponiendo la regional.

Sin embargo, la opinión de la dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Blanca Eekhout, es que la recolección del 20% de las firmas debe darse por estados, para que no haya ninguna región sin reconocimiento, es decir, que por la decisión de un grupo de entidades se pueda dejar sin voz a todo el país.

Asambleas

64 organizaciones civiles entre gremios, sindicatos, universitarios, periodistas e instancias vecinales, acordaron crear una plataforma civil para promover la acción comicial con asambleas y simulacros del revocatorio para superar los obstáculos del Consejo Nacional Electoral. En un documento llamaron a la rebelión comicial.

Invitación

El vicepresidente de la AN, Enrique Márquez, anunció que la MUD enviará su carta de invitación al Vaticano en los próximos días, con el fin de “buscar la forma de que ayude en un momento tan delicado, a poder encontrar la senda del cambio político en paz dentro de la Constitución”.

El Tiempo


CNE rechazó declaraciones del portavoz John Kirby (COMUNICADO)

El Consejo Nacional Electoral rechazó este viernes las declaraciones realizadas por el portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos, John Kirby; quien cuestionó la decisión del órgano electoral sobre la realización del proceso de referendo revocatorio contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“El Poder Electoral no acepta el irrespeto que constituye el contenido de la nota de prensa firmada por Kirby en nombre del gobierno estadounidense y exige a sus representantes, se abstengan de expresar opiniones sobre los procesos de participación democrática que se han dado las venezolanas y los venezolanos”, refirió el CNE en un comunicado.

Señaló que estas declaraciones busan “imponer una obligación política sobre la base de la amenaza y la coerción”.

El CNE aseveró que estos derechos políticos y electorales venezolanos están establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“El secretario auxiliar John Kirby emite opiniones sobre los trámites que se llevan a cabo ante el Poder Electoral para la activación de un mecanismo referendario y expone galimatías de ideas, en el que mezcla la ignorancia y la intención intervencionista para afectar los procesos políticos democráticos en Venezuela”, agregó el informe.

Más temprano, la canciller de la República, Delcy Rodríguez, expresó que las declaraciones de Kirby constituyen una intromisión inaceptable y exigió al gobierno estadounidense respetar la soberanía, el orden democrático y la institucionalidad de los poderes públicos de Venezuela.

A continuación, el comunicado completo.

El Poder Electoral, ante el comunicado de prensa emitido por el secretario auxiliar y portavoz de la oficina de asuntos públicos del gobierno de los Estados Unidos el pasado 22 de septiembre, expresa su repudio por el texto ofensivo e injerencista publicado por un funcionario que no tiene siquiera el rango institucional suficiente para dirigirse a un Poder Público. El secretario auxiliar John Kirby emite opiniones sobre los trámites que se llevan a cabo ante el Poder Electoral para la activación de un mecanismo referendario y expone galimatías de ideas, en el que mezcla la ignorancia y la intención intervencionista para afectar los procesos políticos democráticos en Venezuela.

Nuevamente un burócrata estadounidense cumple el ingrato trabajo de expresar una “inquietante preocupación” de su gobierno sobre lo que sucede en Venezuela y, como ya es conocido, juzga y califica, en el infame tono de una falsa conmiseración, los actos de instituciones autónomas y soberanas de las que seguramente ni siquiera había oído antes de firmar el memorándum para la publicación de dicha nota de prensa.

No conocen el ordenamiento jurídico venezolano, no se ocupan de incluir en sus comunicados políticos ninguna referencia al mismo y, por demás, ocultan deliberadamente los diversos hechos y regulaciones que están asociados a las decisiones del Poder Electoral. Solo actúan desde la prepotencia y, movidos por el interés de dañar la democracia venezolana, pretenden imponer una obligación política sobre la base de la amenaza y la coerción.

Los derechos políticos de las venezolanas y los venezolanos están garantizados y su democracia es más intensa que nunca, tanto como para ocuparnos de un mecanismo político con el que no cuenta el pueblo estadounidense.

Las acusaciones de partidismo y parcialidad contra el Poder Electoral del secretario auxiliar Kirby contrastan con su propio texto, plagado de juicios sin pruebas y argumentos tendenciosos con un claro propósito partidista. Basta leer su nota para encontrar la utilidad que tiene e identificar la postura política que expresa el documento.

El Poder Electoral no acepta el irrespeto que constituye el contenido de la nota de prensa firmada por Kirby en nombre del gobierno estadounidense y exige a sus representantes, se abstengan de expresar opiniones sobre los procesos de participación democrática que se han dado las venezolanas y los venezolanos.

Nuestras instituciones son el resultado de una gesta independentista que nos hizo libres de colonos extranjeros hace ya más de 200 años. Es orgullo nuestro defender la ley y nuestra soberanía.

Panorama