“Las verdades duelen”, fueron las palabras que escribió el presidente Evo Morales en su cuenta de Twitter en alusión al conflicto marítimo con Chile.

“Las verdades duelen, las mentiras no duran. Bolivia está por la justicia y con la fuerza de la razón”, escribió el Mandatario, en medio de una serie de críticas que provienen del vecino país sobre la participación de Morales en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Chile optó por enviar un escrito a la Organización de Naciones Unidas para responder a las recientes afirmaciones que hizo el Presidente sobre la demanda marítima y aseguró que el Jefe de Estado hizo comentarios erróneos e infundados.

Morales, en su reciente alocución ante Naciones Unidas, en Nueva York, invitó a Chile a “poner fin a una de los conflictos más largos del continente latinoamericano, cuya solución es todavía una deuda pendiente” entre ambos países vecinos.

En 2013, Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por una salida soberana al mar, luego de un sinnúmero de compromisos incumplidos de entablar el diálogo para resolver ese diferendo.