Cara a cara de los jóvenes con los candidatos a la gobernación

Ofreciendo respuestas que en ocasiones no contestaban de forma directa las preguntas realizadas, los seis candidatos a la gobernación se enfrentaron este miércoles en la noche en un debate que abarcó los temas de economía, educación y gobierno.

El evento, que fue una iniciativa de la organización juvenil “Puerto Rico Cambia” y que fue bautizado “Joven, asume tu responsabilidad”, reunió a David Bernier, del gubernamental Partido Popular Democrático (PPD); Ricardo Rosselló, del Partido Nuevo Progresista (PNP); María de Lourdes Santiago, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP); Rafael Bernabe, del Partido del Pueblo Trabajador (PPT); y a los candidatos independientes Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre.

El sexteto respondió a preguntas sobre los temas de economía, educación y gobierno hechas por un grupo de jóvenes y que fueron el resultado de siete foros que se celebraron con jóvenes de todo el país, quienes compartieron a través de grupos focales sus inquietudes.

En el tema de economía, específicamente el asunto sobre qué medidas implementaría para evitar que los jóvenes se vayan del país por falta de trabajo, Bernabe señaló que había que evaluar la política de exenciones contributivas porque, a su juicio, “el mayor problema es que la riqueza que se genera en Puerto Rico se va fuera del país y no se crean empleos para los jóvenes”.

Mientras, Bernier en enfatizó en su propuesta de reestructurar la deuda y hacer crecer la empresa privada. Acotó que la receta de “austeridad extrema” no puede ser la solución a la crisis económica del País.

Por su parte, Lúgaro puntualizó en la importancia de crear oportunidades de empleo que paguen “de forma competitiva”, además de trabajar con la educación.

Rosselló apostó a la paridad en términos de la contratación federal en las empresas locales.

Cidre propuso crear un fondo de becas inmediato para pagarles los estudios a los jóvenes que se comprometan a trabajar en la Isla por cinco años luego de graduarse.

En el último turno de esa primera ronda, Santiago expuso que el sistema contributivo actual era abusivo y recalcó que la independencia era la única opción que le daría a Puerto Rico las herramientas para su desarrollo económico.

A los candidatos también se les preguntó en torno a cuáles protecciones le brindarían a los pequeños y medianos comerciantes ante el embate de las mega tiendas.

Sobre este asunto, la candidata del PIP habló de una moratoria al establecimiento de grandes centros comerciales para robustecer los centros urbanos.

Bernier propuso un certificado de empleo para invertir en los pequeños y medianos comerciantes, mientras Bernabe destacó que las políticas de los dos partidos principales han llevado a que la Isla haya perdido empleos por los pasados 10 años.

Cidre habló de “permisos al instante” para incentivar el desarrollo económico y de zonas libres de impuestos.

Lúgaro propuso incorporar todos los servicios en una oficina para agilizar gubernamentales.

Por último, la candidata del PIP expuso que eliminaría los decretos de exención contributiva que provoca que las multinacionales se lleven sus ganancias millonarias.

En el tema de educación, se les pidió dos propuestas para ayudar a los estudiantes con sus préstamos estudiantiles.

Aquí Cidre expuso que “el diploma no puede ser una hipoteca y volvió sobre su propuesta de ayudar a los jóvenes que se comprometan a trabajar cinco años tras graduarse.

Rosselló propuso crear una alianza con el sector privado para que creen empleos para los jóvenes y Santiago habló de la necesidad de una educación universitaria gratuita.

Mientras, Bernier habló de la necesidad de tener un currículo universitario de acorde con las necesidades laborales.

Lúgaro expuso que ella quisiera poder pagarles los préstamos a los estudiantes, pero eso no era posible debido a la falta de dinero. Apuntó que “ya no hay que ir a la universidad y que a través de las redes se pueden aprender muchas profesiones”.

En este asunto, el candidato del PPT dio la misma receta que tiene para la deuda del país, renegociar las deudas de los préstamos estudiantiles.

En el tema de la gobernanza, Bernier aseguró que no cerraría agencia, Lúgaro habló de los diferentes seguros públicos y Cidre no menciono si cerraría agencias y Rosselló mencionó consolidar funciones.

Bernabe habló sobre transformación del gobierno con participación ciudadana.

Otro tema que se tocaron fue el de la Junta de Supervisión Fiscal, en el que cada uno ofreció su receta y un segmento en el que los candidatos se enfrentaron a una ronda de preguntas en la que respondieron con un sí o no.

Hubo -además- una parte en la que un candidato pudo hacer una pregunta a uno de sus contrincantes.

Bernier y Rosselló se hacen acompañar de deportistas

En la antesala al debate, Bernier y Rosselló llamaron la atención porque entre los invitados que llevaron, se encontraban atletas olímpicos.

En el caso del candidato del PPD, acudió a la cita junto a la medallista centroamericana y panamericana, la boxeadora Kiria Tapia, y el medallista olímpico Jaime Espinal.

Este último, aunque se describió como apolítico, endosó a Bernier de forma categórica.

“Yo estoy con David Bernier hasta la muerte”, dijo el luchador olímpico.

Por su lado, Rosselló señaló que llegó acompañado de la voleibolista olímpica Debora Seilhamer.

El Nuevo Día