Por Marcos Salgado

Venezuela ya preside los No Alineados ¿Un MNOAL más latinoamericano?

Delegaciones de 104 países miembros, más 18 países observadores permanentes o invitados y 14 organismos regionales o multilaterales: 136 delegaciones se desplegaron en el gigantesco centro de convenciones Hugo Chávez en la Isla Margarita en Venezuela, para el tramo final de la XVII Cumbre del Movimiento de los No Alineados.

El presidente anfitrión Nicolás Maduro recibió en la puerta del complejo a los jefes de Estado y vicepresidentes participantes, mientras las delegaciones encabezadas por cancilleres o funcionarios de menor rango entraban por una puerta lateral. Aunque los números duros indican que en Margarita hay menos presidentes al frente de sus delegaciones (14 contra 28 en la cumbre en Teherán en 2012), no es menos cierto que la convocatoria resultó ser extensa.

Los que soñaban con un boicot al gobierno de Venezuela por parte del movimiento donde convergen las 2/3 partes de los países miembros de la ONU se quedaron, como dicen aquí, “con los crespos hechos”. Más allá de la discusión estéril, el dato político es que el domingo por la tarde se conocerá la “declaración de Margarita”. Un extenso documento que servirá para entrever por dónde vendrá la impronta de la presidencia pro témpore de Venezuela en el MNOAL.

Por lo pronto, sobre el final de su discurso inicial, Maduro advirtió que la nueva conducción debía esforzarse por materializar los acuerdos de Margarita. Por lo pronto, Maduro habló de modelos como el del Banco del Sur o Telesur, como dos ejemplos de realización (aunque en diferentes momentos) de la cooperación Sur-Sur. ¿Que la MNOAL sea menos un foro de debate y más una asociación de acción?

Lograrlo parece una tarea titánica. El MNOAL es tan grande como heterogéneo, aunque habrá que ver cómo funciona ahora la nueva presidencia que comenzó este sábado, con una impronta más latinoamericana. De hecho, estos nuevos aires se vieron desde el vamos, en los discursos que siguieron al del presidente de Irán Hassan Rohani y de Maduro: Raúl Castro de Cuba, Evo Morales de Bolivia y Rafael Correa de Ecuador tomaron la palabra para incorporar temas a la agenda.

Correa habló de dos de sus temas recurrentes: la reforma de la ONU (Maduro antes había hablado de refundación) para quitarle poder al Consejo de Seguridad de la ONU y devolverlo a la Asamblea General y de cómo ponerle un parate internacional a los paraísos financieros, asunto revitalizado en la opinión pública tras los Panamá Papers.

Raúl por su parte reafirmó el reclamo del levantamiento del bloqueo (ratificado en los últimos días por Obama) y tal como ya lo hizo en últimas ocasiones públicas, defendió la nueva relación con Washington, aunque con paños fríos, tiempo al tiempo, y sin negociar el modelo, remarcó.

Maduro sumó el reclamo por la descolonización de Puerto Rico. Eso y la defensa de Venezuela y otros países de la región contra ofensivas desestabilizadoras (Correa insistió con el nuevo Plan Cóndor contra gobiernos progresistas) son condimentos para lo que puede ser una nueva impronta en el MNOAL, más latinoamericana.

Eso sí, el gobierno de Nicolás Maduro no se deja diluir la presidencia pro tempore del MNOAL en el sainete con una oposición interna que -de nuevo- no logró salir a las calles ni de Margarita ni de Venezuela, a pesar de las amenazas previas.

Por lo pronto, el sábado a Nicolás Maduro se lo vio cómodo y jovial. Hasta con ganas de romper el protocolo para participar en una selfie con el combo de fotógrafos de agencias internacionales de noticias. Clima relajado.

 


¿Qué es el MNOAL y cómo funciona?

El Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) es un importante foro de concertación política conformado por 120 países miembros que tienen el objetivo de alzar la voz en nombre de los intereses y prioridades de naciones en vías de desarrollo de varios continentes. Su principal objetivo es establecer una alianza de Estados independientes e instaurar una corriente neutral y de no alineamiento con la política internacional de las grandes potencias.

Al momento de su fundación, en 1961, el MNOAL pretendía ir contracorriente de las dos potencias mundiales que dominaban durante la Guerra Fría: Estados Unidos y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Desde la I Cumbre en Belgrado, en 1961, el papel fundamental del MNOAL es el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacional. Por ello, este Movimiento tiene un estilo de administración no jerárquico, rotativo y participativo que le permite a todos los Estados miembros (sin diferencia ni discriminación) involucrarse en la toma de decisiones globales de la política mundial.

El MNOAL ha demostrado su capacidad para adaptarse a los cambios en el entorno internacional y adaptar los principios de no alineados nacida durante la Guerra Fría para buscar aliviar la pobreza e impulsar el desarrollo económico y el desarme nuclear a los requerimientos del siglo XXI. Sin embargo, algunas iniciativas como la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU y la lucha contra políticas neoliberales se han hecho pocos avances.

Como ya se dijo, el Movimiento tiene un estilo de administración no jerárquico, rotativo y participativo que garantiza que todos los Estados miembros se involucren en la toma de decisiones globales de la política mundial. Estas decisiones son adoptadas por consenso con fin de fortalecer la solidaridad y la unidad del MNOAL.

El consenso apunta al respeto a los diferentes puntos de vistas hacia un mismo tema y, si bien significa acuerdo por parte de una mayoría, no exige ni implica unanimidad. Si un país está en desacuerdo, este está en libertad de decir su porqué.

Existen cinco tipos de reuniones que este movimiento celebra:

1.- Reuniones de alto nivel

2.- Conferencias de Jefes de Estado o de Gobierno (Cumbre): se celebran cada tres años, siguiendo la rotación geográfica.

3.- Conferencias Ministeriales: se celebran entre las cumbres, también siguiendo el principio de la rotación geográfica.

4.- Reuniones Ministeriales del Buró de Coordinación: se celebran meses antes de una cumbre para concertar posiciones para esta. Se realizan en el país donde se celebra la Cumbre y que ocupará la Presidencia del Movimiento.

5.- Reuniones Ministeriales en Nueva York: se celebran anualmente durante el Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Hay otras reuniones de alto nivel como: reuniones ministeriales extraordinarias, reuniones del Comité Ministerial de Metodología, reuniones del Comité Ministerial Permanente sobre Cooperación Económica, reuniones ministeriales sobre varios aspectos de la cooperación internacional, reuniones ministeriales sobre información, entre otras, sobre temas específicos de interés para los países no alineados.

El MNOAL tan grande y global como la ONU

Gracias a su gran número de participantes, el Movimiento de Países No Alineados es el segundo organismo más grande del mundo, después de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Actualmente, cuenta con 120 países miembros, 17 países observadores y 10 organizaciones observadoras.

El Movimiento está conformado por:

* 53 países de África

* 39 países de Asia

* 26 países de América Latina y el Caribe

* 2 países de Europa

El Movimiento reconoce tres categorías de participación, a saber:

  1. Miembro pleno: quienes disfrutan de la plenitud de sus derechos y deberes en el Movimiento
  2. Miembro observador: pueden participar solo en las deliberaciones del Movimiento que tengan carácter plenario y hacer uso de la palabra con autorización del Buró.
  3. Miembro invitado: solo participan en las reuniones de alto nivel del Movimiento (en particular en las sesiones de apertura y clausura) si ha sido aprobado por el Buró de Coordinación.

Venezuela sede de la XVII Conferencia de mandatarios del MNOAL

La XVII Cumbre del MNOAL se celebra este año en la Isla de Margarita, Venezuela, país que asumirá la presidencia hasta el año 2019.

Actualmente, Egipto, Irán y Venezuela conforman la Troika del Movimiento de Países No Alineados, la cual tiene un carácter consultivo, pues el núcleo central de las decisiones del Movimiento recae sobre los Estados miembros.

En la XVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada los días 30 y 31 de agosto de 2012, en Teherán, capital de la República Islámica de Irán, la presidencia del MNOAL fue entregada oficialmente por el presidente egipcio, Mohamed Morsi, al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, quien asumió la presidencia durante los siguientes tres años, hasta la celebración de la XVII Cumbre.

Pero Venezuela ya ha participado activamente en el MNOAL. Fue organizador y anfitrión de la VII Conferencia de Ministros de Información del Movimiento de Países No Alineados (Cominac), celebrada en la Isla de Margarita, estado Nueva Esparta, desde el 2 al 4 de julio de 2008.

La Conferencia permitió resaltar las iniciativas promovidas por los países del Sur en busca de una mayor democratización en el manejo de información y comunicaciones. Entre ellas destacaron la Red de Agencias de Noticias del MNOAL, con sede en Kuala Lumpur; y teleSUR, con sede en Caracas.