Casos de discriminación laboral, la mayoría por embarazo: Conapred

Pese a que el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a todas las dependencias federales a certificarse, en este mes, con la Norma de Igualdad Laboral y no Discriminación, el objetivo podría cumplirse hasta finales de año.

Lo anterior, de acuerdo con María José Morales García, directora de Promoción de Cultura del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Hasta el momento, señaló, sólo el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) tiene la certificación, y la Secretaría de Relaciones Exteriores está en vía de conseguirla.

La norma no es obligatoria y hace constar que los centros de trabajo, públicos o privados, dan igualdad de trato a sus empleados. Entró en vigor en diciembre de 2015 y nueve dependencias gubernamentales han conseguido el certificado, además de otras cinco empresas particulares.

En los últimos cinco años el mayor número de quejas por discriminación laboral en el Conapred ha sido a causa del embarazo. Los expedientes que se abrieron desde 2011 hasta lo que va de 2016 suman 613. “Sigue siendo recurrente” que los reclutadores soliciten un certificado de no gravidez, apuntó Morales García en entrevista.

“A las mujeres se les excluye desde el ingreso”, aseveró aparte Aída Cerda, directora del Modelo de Equidad de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres). La principal barrera, dijo, “es que no hay procesos de reclutamiento con la igualdad de oportunidades, y los estereotipos de quien entrevista influyen” en dar o no el puesto.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, agregó, las trabajadoras en México ganan alrededor de 5 por ciento menos que sus compañeros varones. Además, cuatro de cada 10 mujeres en edad de trabajar lo hace. Mientras que para los hombres la cifra es de ocho de cada 10.

Para las mujeres que obtienen empleo es difícil que lleguen a puestos directivos, subrayó. Por ello la norma contempla una certificación bronce, plata u oro dependiendo del número de jefas que tengan el instituto o empresa, abundó.

El Conapred, Inmujeres y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social asesoran a los funcionarios de las otras dependencias federales para que inicien el trámite de certificación. “La aspiración” es que al menos todas inicien lo más pronto posible un autodiagnóstico, indicó María José Morales.

La Jornada