Más de la décima parte del territorio nacional está concesionado a empresas mineras, señalan datos del cuarto Informe de gobierno de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el documento, a junio de 2016 el Registro Público de Minería contó con un acumulado de 25 mil 425 títulos de concesión minera vigentes en el país, los cuales amparan una superficie de 22.3 millones de hectáreas, equivalentes a 11.4 por ciento del territorio nacional.

Para efectos comparativos el estado de Chihuahua –el más grande de México– tiene una superficie de 24.7 millones de hectáreas.

De acuerdo con datos oficiales, el año en el que se registró la proporción más alta de territorio nacional concesionada a empresas mineras fue 2012 –el último año de gobierno del presidente Felipe Calderón–, cuando las concesiones mineras abarcaron un espacio de 30.7 millones de hectáreas, equivalentes a 15.7 por ciento del territorio del país, que es de 195.9 millones de hectáreas.

Actualmente, las concesiones se concentran principalmente en los estados de Sonora (17 por ciento), Durango (14), Chihuahua (13) y Zacatecas (9 por ciento).

El Informe de gobierno presentado el jueves pasado indica que, de septiembre de 2015 a junio de 2016, el Registro Público de Minería expidió 558 títulos de concesión –que amparan una superficie de 1.1 millones de hectáreas– y que en el mismo lapso se registraron 79 nuevas sociedades mineras, de las cuales 61 cuentan con capital 100 por ciento nacional y 18 con participación extranjera.

Según el anexo estadístico del Informe de gobierno en 2011 se registró el mayor número de concesiones mineras, al llegar a 27 mil 22.

El valor de la producción minerometalúrgica de enero a mayo de 2016 se incrementó 1.5 por ciento respecto del mismo lapso del año pasado; con 89 mil 222 millones de pesos frente a los 87 mil 924 millones.

Del valor total, los metales preciosos participaron con 56.7 por ciento, los metales industriales no ferrosos 27.7, los metales y minerales siderúrgicos 9 por ciento y los minerales no metálicos con 6.6.

De acuerdo con cifras de la Cámara Minera de México, al cierre de 2015 se registró una inversión en el sector minerometalúrgico de 4 mil 630 millones de dólares y para 2016 se estima en 4 mil 702 millones de dólares.

El Informe presidencial indica que la inversión durante los tres primeros años de la actual administración (2013-2016) fue de 20 mil 856 millones de dólares, 74 por ciento más que la registrada en los tres primeros años de la administración anterior (2007-2010), la cual ascendió a 11 mil 986 millones de dólares.

No obstante, el Informe de Peña Nieto asegura que el empleo en el sector minerometalúrgico en los primeros tres años y medio de gobierno (de diciembre de 2012 a junio de 2016) fue de 25 mil 80 puestos de trabajo, lo que representa un crecimiento de 270.6 por ciento respecto de los empleos registrados de diciembre de 2006 a junio de 2010, que fue de 6 mil 768 empleos.

A junio de 2016, registró 353 mil 635 trabajadores inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que significó un incremento de 0.5 por ciento respecto del indicador registrado en igual periodo de 2015

El saldo en la balanza comercial minerometalúrgica durante enero-junio de 2016 alcanzó un superávit de 2 mil 501 millones de dólares, derivado del incremento en las exportaciones, que alcanzaron un valor de 7 mil 397 millones de dólares, mientras las importaciones sumaron 4 mil 896 millones de dólares.

La Jornada