Contexto Nodal
Nicaragua celebrará elecciones generales el próximo 6 de noviembre. Cerca de cuatro millones de personas están habilitadas para elegir presidente y vicepresidente, además de 90 diputados nacionales y 20 para el Parlamento Centroamericano. El mandatario Daniel Ortega buscará la reelección mientras que la principal fuerza opositora, la Coalición Nacional por la Democracia, decidió no presentar candidatos al denunciar que los comicios son una “farsa”.

Proponen referéndum para salir de crisis política

Las elecciones nacionales del próximo 6 de noviembre se pueden posponer mediante un referéndum, según Carlos Noguera, expresidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua.
“Nosotros consideramos que estas elecciones no deben de darse porque el resultado de estas elecciones no va a legitimar a las autoridades que salgan”, aseguró Noguera, luego de finalizar una reunión del Frente Amplio Opositor, en el que estuvieron presente Ana Margarita Vijil, presidenta del MRS; el exdiputado Eliseo Núñez, el político conservador Noel Vidaurre, representantes de la sociedad civil y activistas políticos de los departamentos del país.

“A nuestro juicio, que en vez de hacer elecciones el 6 de noviembre, hagamos un referéndum nacional, en donde el pueblo autorice un período de transición, que puede ser de seis meses, ocho meses, de un año para legalizarlo; el pueblo es el soberano, por lo tanto, el pueblo puede legitimar”, planteó el expresidente del Parlamento.

Restituir a la oposición

Además, el parlamentario explicó que en ese período de transición se le podrá regresar personería jurídica a los partidos políticos que han sido afectados, estructurar un nuevo Consejo Supremo Electoral (CSE) e incorporar a la observación internacional creíble, como el Centro Carter y la Unión Europea.
“Con estas estructuras podemos iniciar un proceso de hacer unas elecciones verdaderamente libres, justas y transparentes y las autoridades que salgan de allí serán verdaderamente autoridades legítimas y esto permitiría que esa Ley Nica Act pierda su efecto, porque su origen es que no hay elecciones transparentes en Nicaragua”, afirmó Carlos Noguera.

Fortalecervoces contra el fraude

El exdiputado Eliseo Núñez asegura que el principal objetivo del Frente Amplio Opositor es fortalecer las voces contra el fraude electoral.

“Aquí la mayor amenaza que tenemos es que se celebren elecciones en las actuales condiciones, por lo tanto, el objetivo que tenemos los opositores es seguir sumando voces, fortalecer las voces contra el fraude electoral del próximo 6 de noviembre”, planteó el exparlamentario y analista político.

Ana Margarita Vijil, presidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), señaló que la oposición trabaja “para desconocer la farsa electoral, desconocer cualquier intento de pacto y de legitimación a Daniel Ortega y recuperar el derecho de los nicaragüenses a elegir libremente a las autoridades y por eso estamos trabajando en la unidad de la oposición”, planteó la presidenta del MRS.

La Prensa