Pronunciamientos en la ONU para poner fin al bloqueo contra Cuba

Cancilleres y diplomáticos de Trinidad y Tobago, Belice, Bahamas, Suriname, Tanzania, Seychelles y Palau abogaron por el fin del cerco económico, comercial y financiero impuesto a la isla caribeña por más de medio siglo.

En ese sentido, destacaron en la Asamblea el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba y sus expectativas de que el nuevo escenario lleve al cese del bloqueo.

El canciller trinitario, Denis Moses, y el representante permanente de Palau ante la ONU, Caleb Otto, señalaron que el levantamientos de las sanciones tendrían un impacto favorable en el desarrollo sostenible de la mayor de las Antillas.

A su turno en el podio, la embajadora de Seychelles aquí, Marie-Louise Potter, insistió en la necesidad de terminar el dañino bloqueo contra la hermana nación.

Las unilaterales medidas aplicadas por Washington recibieron en jornadas previas del debate general el rechazo de más de 30 países, entre ellos Bolivia, Venezuela, México, Siria, Brasil, Nicaragua, Vietnam, Jamaica, Angola, Barbados, Uruguay, Costa Rica, Islas Salomón, Norcorea, Laos, San Vicente y las Granadinas, y Guinea.

Mientras Cuba calificó en la Asamblea General de la ONU de injustificable la presencia en el planeta de casi 16 mil armas nucleares que representan un serio peligro para las actuales y futuras generaciones.

“A 71 años del lanzamiento de las bombas atómicas que sembraron destrucción y muerte en Hiroshima y Nagasaki, nada puede justificar que la humanidad siga estando amenazada por su existencia”, afirmó el vicecanciller cubano, Abelardo Moreno, en una reunión de alto nivel.

En el foro para conmemorar el Día Internacional para la Total Eliminación de las Armas Nucleares, el diplomático reiteró el reclamo de la isla y de la gran mayoría de los países de lograr, lo antes posible, una Convención que establezca la erradicación de los letales artefactos, en un plazo determinado y bajo una estricta verificación global.

“La única manera de garantizar que la humanidad no sufrirá nunca más el terrible impacto de las armas nucleares, es su erradicación, de forma transparente e irreversible”, subrayó.

Moreno señaló que hasta que se logre el desarme, urge un instrumento internacional mediante el cual los estados poseedores de armas nucleares den garantías incondicionales y jurídicamente vinculantes de que nunca las usarán o amenazarán con emplearlas contra los que no las poseen.

Asimismo, abogó por abandonar para siempre la inclusión de esas armas en las doctrinas militares y las políticas de seguridad, y por el cese de las declaraciones interpretativas a los Protocolos Adicionales de los tratados que establecen Zonas Libres de Armas Nucleares.

En su intervención ante la Asamblea, el vicecanciller de Cuba consideró el Día Internacional una jornada de movilización y reflexión, un recordatorio de la responsabilidad colectiva de salvar al planeta del peligro.

“Los seres humanos y los pueblos tienen legítimo derecho a vivir en paz, en un mundo sin armas nucleares”, manifestó.

Por otra parte, Moreno llamó la atención sobre los gastos exorbitantes en armamentos, incluyendo los de exterminio en masa, mientras se afirma que no hay recursos suficientes para promover el desarrollo y combatir el hambre, la pobreza y las enfermedades. Se trata de un absurdo, sentenció el funcionario.

RadioHC