Indígenas de Charco La Pava, en Changuinola Arriba, exigieron ayer al Gobierno que se respeten los acuerdos tripartitos pactados en el 2012 por la empresa AES en la aprobación de la hidroeléctrica Chan 1.

Este pacto se fraguó en la pasada administración cuando el actual presidente Juan Carlos Varela, era canciller de la República.

Víctor Martínez, abogado de los indígenas, dijo que “ellos dieron su parte y hasta ahora no se les está cumpliendo, ni siquiera tienen luz eléctrica a 300 metros de la hidroeléctrica. La empresa dejó de cumplir el convenio cuando el actual presidente Varela dejó de ser canciller del Gobierno de Ricardo Martinelli, hasta ahora muy poco se cumplió”.

El dirigente originario, Rafael Ábrego, indicó que el derecho a la vivienda, a la tierra colectiva son algunos de los puntos que se han violentado. Ábrego aseguró que de no ser escuchados tomarán medidas al respecto.

La canciller Isabel De Saint Malo manifestó que ese es un tema en el que está trabajando su equipo legal. “Sabemos que hay que darle solución y seguiremos trabajando para que se dé respuesta”, señaló.

Metro Libre